Skip to main content

Nutrición de frontera a frontera

Estefanía Castillo es una nutricionista de WFP cuya labor cambia la vida y la nutrición de los migrantes en Ecuador.
, Tayra Pinzón
1*3OEdmj-OIze3SSRcnkcurg.jpeg
Estefanía camina sobre el puente de Rumichaca, en la frontera norte del Ecuador, durante una misión realizada en 2018. Al fondo, los migrantes hacen sus trámites en el puesto fronterizo del lado colombiano. Foto: WFP/Alejandra León


Estefanía inició su trabajo en el Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) en 2017 con un proyecto de alimentación escolar y pequeños productores. Hoy día su trabajo con el WFP contribuye a que las personas en movilidad humana* reciban asistencia alimentaria y garanticen su nutrición.


¿Cuál ha sido tu momento más impactante en WFP?


Eso fue en Rumichaca, en la frontera norte (Colombia-Ecuador), al inicio de la emergencia migratoria. Durante tres semanas estuvimos organizando la respuesta que daría WFP en esa área. Recibimos los alimentos y coordinamos un equipo de voluntarios para armar más de 2.000 kits de alimentos por día y luego transportarlos hasta la frontera para entregarlos.


Fue muy extenuante, pero ahí entendí el impacto de mi trabajo en las personas y pude conocer a la gente para la cual trabajo. El contacto con ellos me ayudó a comprender su realidad, conocer sus historias y, a partir de ahí, pude ser más empática y entender mejor mi rol como trabajadora humanitaria.


1*501asQOJzCv1VYN5QzDfVQ.jpeg
Estefanía entrega kits de alimentos a migrantes en Rumichaca en 2018. Foto: WFP/Alejandra León


"Me mueve y me inspira un montón trabajar en contexto de emergencia pues sé que lo que haré tendrá efectos directos y positivos en la vida de las personas"


¿Qué significa para ti la asistencia alimentaria?


Significa brindar a los beneficiarios acceso a alimentos nutritivos e inócuos, en cantidades adecuadas, que hayan sido producidos localmente y vayan acompañados de una consejería en nutrición para aprovechar al máximo sus propiedades. Asistencia alimentaria no es simplemente la entrega de alimentos; se trata de darle un valor agregado a esos alimentos.



¿Qué proyectos se llevan a cabo en Ecuador para brindar respuesta a migrantes?


La nutrición siempre está presente como tema transversal en todas las intervenciones del Programa Mundial de Alimentos, incluyendo nuestro trabajo con la población migrante. A continuación detallo estos proyectos de apoyo a la población migrante.


  1. Asistencia alimentaria a familias migrantes con vocación de permanencia: aquellas familias que piensan establecerse en Ecuador reciben transferencias en efectivo de 25 dólares para cada miembro de la familia durante seis meses. Esta asistencia podría extenderse por un año dependiendo de cada caso. También reciben una consejería nutricional llamada "Cocina en Vivo", en la cual las familias aprenden a utilizar ingredientes ecuatorianos y a preparar recetas con alimentos locales en compañía de un monitor de campo de WFP. Durante esta pandemia, los beneficiarios han estado enviando videos de las recetas que han preparado. El apoyo que hemos brindado está rindiendo sus frutos.



También preparamos materiales educativos temáticos, específicos para migrantes, sobre alimentación saludable en el embarazo, en la lactancia, alimentación complementaria, edad escolar y hasta una guía de compra para mejorar los hábitos alimenticios a través de elementos didácticos.


Como las restricciones de movimiento por la pandemia impiden a algunas familias hacer sus compras, los gobiernos locales se están encargando de llevar los alimentos hasta la puerta de sus casas. Los funcionarios usan una guía de compra o menú preparado por WFP para comprar alimentos saludables y nutritivos, y que represente un ahorro para las familias.



2. Asistencia alimentaria a familias en tránsito: estas familias que solo están de paso por Ecuador reciben dos formas de asistencia:


  • Entrega de kits de alimentos nutritivos en la frontera,
  • Entrega de transferencias de efectivo por 20 dólares para la compra de alimentos mientras están atravesando el país. Ellos también reciben consejería en nutrición sobre qué alimentos comprar.


3. Albergues, comedores y casas de acogidas: en estas instituciones se entregan transferencias de dinero (equivalentes a la cantidad de personas que llegan) y se brinda consejería para el manejo de todos los servicios de alimentación, higiene, nutrición, manipulación de alimentos y conformación de menús.


¿Qué lecciones aprendidas nos deja esta pandemia?


Debido a la emergencia por el coronavirus, ahora imparto webinarios desde mi casa a las 25 instituciones que brindan alimentación a migrantes en distintos temas. Cada sesión virtual tiene hasta 70 participantes, que incluyen manipuladores de alimentos, administrativos y personal de estos centros de distribución de alimentos.


1*7a0muEeyAHr0biQrU08vQA.jpeg
Estefanía impartiendo un webinario desde su casa. Foto: WFP/Estefanía Castillo


Como país tenemos aún que trabajar mucho para asegurar el acceso a los alimentos a los más vulnerables. La protección social reactiva en emergencias debe fortalecerse y en WFP estamos utilizando las redes y mecanismos que ya tiene el Estado para llegar a todos los que están más desamparados.


Otra cosa es el interés o la revalorización de la nutrición en este contexto de la COVID-19. Hoy las personas son más conscientes de la importancia de la alimentación buena y variada y de las proporciones y cantidad de los alimentos. También todos entienden más lo fundamental del cuidado de la salud y del sistema inmunológico como medio de prevención a otras enfermedades.


*Movilidad humana: la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) la define como como "la movilización de personas de un lugar a otro en ejercicio de su derecho a la libre circulación".


Conoce más sobre el trabajo del Programa Mundial de Alimentos para apoyar la respuesta a la COVID-19.