Skip to main content

Brindando asistencia durante la pandemia

Desde un centro de llamadas hasta raciones de alimentos para llevar a casa, seguimos llegando a los más necesitados.
, Tayra Pinzón
1*r8rNMYkN5QcFuRbAh7bdjQ.jpeg
Mujeres de la comunidad de La Zurza en Santo Domingo, República Dominicana, reciben el alimento fortificado Progresina de manos de autoridades de la Vicepresidencia de la República. Foto: WFP/Marcelle Rodríguez


Estos son algunos ejemplos de iniciativas que el Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) ha puesto en marcha, enfocadas en responder de forma rápida y segura, a las necesidades de asistencia alimentaria de quienes más lo necesitan en nuestra región.


1. Raciones para llevar a casa y entregas a domicilio


Las familias que viven en situación de pobreza y en zonas aisladas han quedado impactadas por la pandemia de la COVID-19. También es el caso de trabajadores pobres y migrantes, quienes viven al día de empleos no formales y en estos momentos no tienen lo suficiente para atender sus necesidades básicas.


Las modalidades utilizadas por WFP para llegar a estas personas y otros grupos vulnerables que requieren asistencia alimentaria son las raciones para llevar a casa, entregas a domicilio y kits de alimentos o cupones.


"Sé que la comida será lo suficientemente buena durante un mes", dice Adriana Morales al recibir su canasta de alimentos con arroz, atún, aceite de cocina y frijoles en Bogotá, Colombia.



"Se están arriesgando por nosotros y les agradecemos por eso. No podíamos ir al supermercado y esta fue una gran ayuda", dice Dorianny Chávez, migrante en Ecuador quien recibió sus compras en casa ante la dificultad de movilidad por la pandemia



Adicionalmente y debido al cierre de escuelas por la COVID-19, millones de niñas y niños en la región dejaron de recibir su alimentación escolar. Para muchos ese plato es muy valioso y representa la única comida del día. Por ello, WFP está apoyando a varios países a establecer protocolos de seguridad y guías para entregar las raciones a los padres y madres de familia.



1*a1GUjATWZJ_Y9dW6deycUw.jpeg
Kenya tiene 10 años y solía compartir una comida caliente diaria con sus amigos en su escuela en las afueras de Puerto Príncipe, Haití. Con el cierre de las escuelas, WFP le dio raciones de comida a su familia. Foto: WFP/Antoine Vallas


2. Transferencias monetarias y bonos



Las transferencias en efectivo y bonos alimentarios son parte de una solución integral que permite a WFP responder más eficientemente a las necesidades de las personas en esta emergencia. Aportan flexibilidad y agilidad a la asistencia tradicional, lo que ayuda a empoderar a las familias y pasar rápidamente del dinero a los alimentos.


1*M9-Dxq4ziIIrs0H2TEAGxg.jpeg
Fidelia Ortiz tiene 83 años y es beneficiaria de transferencias de efectivo en El Salvador. Foto: Ministerio de Gobernación.


Nunca jamás había visto este tipo de ayuda. Estoy muy agradecida. Otros no lo hubieran hecho tan bien como lo han hecho ahora. Fidelia Ortiz, residente del Municipio de Panchimalco, El Salvador.


3. Centro de llamadas


WFP maneja en Colombia y Ecuador líneas telefónicas exclusivas y mensajes vía WhatsApp para asegurar la asistencia alimentaria a las personas más vulnerables.


1*fUfKMArtx-sD72C90jfK6g.jpeg
Elisa Paredes atiende el centro de llamadas de HIAS desde su casa en Ibarra, Ecuador. Foto: Cortesía HIAS


"Les mandé un mensaje, me respondieron y todo ha sido satisfactorio, gracias a Dios. Me dieron un código de tarjeta para poder hacer mercado". Nos dice Génesis Hernández, migrante que recibe asistencia alimentaria de emergencia en Ecuador.


El sistema incluye mensajes automáticos de bienvenida y fechas de activación de bonos alimentarios, además de preguntas frecuentes para brindar respuesta rápida a inquietudes recurrentes y envío de mensajes de texto con información relevante para población beneficiaria.


4. Compras inteligentes


La compra de alimentos es una necesidad durante esta pandemia y muchas personas tienen dudas sobre cómo hacerla de manera segura y qué alimentos comprar.


En República Dominicana, WFP está elaborando productos de comunicación y mensajes claves para que los consumidores, miembros de la red de protección social del gobierno, puedan tomar decisiones de compra nutricionalmente inteligentes en los comercios donde adquieren los productos alimenticios de la canasta básica.



En Ecuador se ha desarrollado una compra modelo o lista de productos locales para garantizar que la compra incluya alimentos sanos, frescos y nutritivos de acuerdo con los valores asignados a cada familia. Estas compras son realizadas por personal de los gobiernos locales como apoyo a estas familias migrantes que no pueden moverse por las restricciones de la cuarentena.



5. Consejería nutricional y protocolos de seguridad


Durante esta emergencia por la COVID-19, WFP trabaja para mejorar la disponibilidad y el acceso a alimentos nutritivos, y abordar las barreras que enfrentan las personas para consumir dietas saludables.


1*NmNL2bLn0hDL18FFEJjovw.jpeg
Beneficiario recibe su bolsa de alimentos y cuidadosamente revisa las recomendaciones nutricionales. Foto: Marbert Cáceres


Varios países de la región incluyen productos alimenticios fortificados con vitaminas y minerales en su canasta, como es el caso de El Salvador y la República Dominicana, donde se entregan también suplementos de micronutrientes en polvo.


En Ecuador, WFP está brindando talleres remotos, llamados "cocina en vivo", en las cuales las familias preparan recetas saludables, económicas y fáciles de hacer con productos locales. En otros países como El Salvador, se incluyen recetas y recomendaciones nutricionales dentro de las canastas o raciones entregadas a las familias.


En República Dominicana, los dependientes de las tiendas han recibido guías para realizar su labor de forma segura y sin riesgos de contaminación.


Adicionalmente, en las redes sociales de WFP se han estado incluyendo tips de nutrición y reforzando el conocimiento sobre el aporte nutricional de los alimentos básicos y sobre el manejo e inocuidad de los mismos.


Es vital que WFP continúe brindando apoyo a las poblaciones vulnerables durante la pandemia. Con el rápido aumento de las necesidades por la emergencia de COVID-19, WFP apoya las respuestas nacionales para garantizar la seguridad alimentaria de aquellos que se encuentran en mayor riesgo.


Para conocer más sobre el trabajo del WFP en la pandemia de la COVID-19, oprima aquí.