Skip to main content

Familias en Guayaquil se adaptan a la emergencia sanitaria

Aparte de cuidar su alimentación, le dicen sí al lavado de manos y otras medidas
, WFP Español


Información recolectada por Franklin Moreno, monitor de campo de WFP Ecuador


Anyinett Chacón es beneficiaria de asistencia alimentaria de WFP en Ecuador y vive en Guayaquil, una de las ciudades más afectadas por la COVID-19 y que alberga a la mayoría de casos confirmados en el país.


Anyinett vive con su esposo y dos niñas en una casa de tres habitaciones que comparte con dos familias más. En total son nueve personas en el domicilio.


1*F7Om8bjfPb71ExcviIOdSw.jpeg
Se lavan las manos varias veces al día.


Su familia vive del día a día, pues normalmente salen a vender varios productos para obtener algo de dinero que les ayude a suplir sus gastos. Sin embargo, la emergencia sanitaria les ha obligado a que quedarse en casa y turnarse las salidas al supermercado con sus vecinos.


Nuestro monitor de campo en Guayaquil, Franklin Moreno, la contactó para preguntarle sobre las medidas sanitarias que su familia y sus vecinos han adoptado para hacerle frente a la COVID-19.


1*Awpszk3bTt9nm9v7MyXEdA.jpeg
Se turnan y protegen para salir a la calle.


Anyinett comenta que la higiene es importante en la casa. Por eso utilizan un solo par de zapatos para salir a la calle y dejan la ropa fuera de la casa al regresar de sus compras. Ella incluso ha destinado un par de medias para salir a hacer sus compras. También lavan sus manos repetidas veces en el día utilizando jabón y luego gel alcoholado.



En cuanto a la alimentación, todos comparten la misma comida para ahorrar, aunque el dinero les alcanza únicamente para almorzar y cenar. Anyinett comenta: "Tratamos de llevar una alimentación balanceada con arroz, estofados de pollo, carne, enlatados, atún, sardinas, huevos, harina, queso, y así vamos combinando día a día".


Para más información sobre la labor del Programa Mundial de Alimentos en Ecuador, oprima aquí