Skip to main content

El aumento de la violencia en la capital hace que decenas de miles de haitianos abandonen sus hogares y dependan de la ayuda humanitaria

PUERTO PRÍNCIPE – Un aumento de la violencia en Puerto Príncipe desde mediados de agosto de 2023 ha obligado a unas 40.000 personas a abandonar sus hogares en varios barrios de la capital, agravando una crisis ya compleja en la capital haitiana, donde el 47% de la población se enfrenta a niveles agudos de inseguridad alimentaria.

Las personas vulnerables, entre ellas mujeres, niños y ancianos, se llevan la peor parte de un conflicto extremadamente violento en el que decenas de grupos armados se disputan el territorio. Sólo en los últimos dos meses y medio, cientos de civiles han sido asesinados y decenas de miles han sido expulsados de sus hogares en los barrios de Carrefour-Feuilles, Savane Pistache, Mirebalais, Saut d'Eau y Tabarre, huyendo a menudo sólo con la ropa que llevaban puesta.

Estos movimientos recientes elevan a más de 200.000 el número total de desplazados en todo el país. Muchos de los afectados informan de que sus casas han sido incendiadas y sus negocios destruidos, lo que les ha dejado con pocas posesiones y sin fuente de ingresos.

Las personas desplazadas se han refugiado en más de 90 lugares diferentes de Puerto Príncipe, como escuelas, iglesias y edificios abandonados. WFP y sus socios han apoyado al gobierno en la distribución de 550.000 comidas calientes desde mediados de agosto, pero debido a la falta de financiación, WFP no ha podido prestar asistencia continua a todos los necesitados, y sólo proporciona una comida al día en lugar de las dos habituales. 

"Incluso antes de esta última oleada de desplazamientos, Haití ya se enfrentaba a la peor crisis humanitaria desde el terremoto de 2010. Los problemas económicos y los factores de estrés relacionados con el clima son factores importantes, pero el principal motor del hambre en Haití es la violencia y la inseguridad. En un momento de necesidad casi sin precedentes, la financiación no ha seguido el ritmo, y necesitamos urgentemente 136 millones de dólares para satisfacer las necesidades de los haitianos más vulnerables durante los próximos seis meses", mencionó Jean-Martin Bauer, director de WFP en Haití.

Ante la crisis, WFP innovó para establecer tres cocinas centrales en Puerto Príncipe, donde cada día se preparaban hasta 22.000 comidas que luego se transportaban a diversos lugares donde se alojan las personas desplazadas. Las cocinas centrales utilizan las reservas existentes de WFP de raciones secas, como arroz y frijoles secos, en combinación con verduras frescas y carne o pescado.

Actualmente, WFP está pasando de servir comidas calientes a proporcionar ayuda en efectivo a las personas desplazadas, lo que permite una mayor autonomía para que cada hogar elija comprar los productos que mejor se adapten a sus necesidades individuales, estimulando al mismo tiempo la economía local.

El efecto de los desplazamientos también se hace sentir en pueblos y ciudades de todo el país, donde las escuelas informan de un aumento de la matrícula debido a las familias que huyen de la capital hacia las zonas rurales. Los niños recientemente desplazados que asisten a escuelas que ya forman parte del programa de comidas escolares de WFP en todo el país -que proporciona comidas calientes diarias a 460.000 estudiantes en todo Haití- también pueden beneficiarse de este apoyo.

El último informe de la CIF, elaborado en colaboración con el Gobierno de Haití y otros socios, revela que 4,35 millones de haitianos se enfrentan a una inseguridad alimentaria aguda -niveles de hambre de crisis (fase 3 de la CIF) o de emergencia (fase 4 de la CIF)- entre agosto de 2023 y febrero de 2024. Esto representa el 44% de la población total.

En lo que va de año, WFP ha prestado apoyo a casi 1,7 millones de personas en Haití, proporcionando más de 47 millones de dólares en transferencias en efectivo y 7.500 toneladas de raciones de alimentos secos. Además de la respuesta de emergencia, WFP trabaja para abordar las causas profundas del hambre a través de varios canales, como el establecimiento de una red de seguridad social en colaboración con el gobierno, la asistencia a las comunidades en la construcción o rehabilitación de infraestructuras como sistemas de gestión del agua y de riego, y la ayuda a los haitianos para mitigar los desafíos relacionados con el clima a través de acciones anticipatorias. Cada mes, WFP compra productos locales por valor de más de un millón de dólares, con lo que empodera a los agricultores y apoya los mercados locales.

#                #            #

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas es la mayor organización humanitaria del mundo que salva vidas en situaciones de emergencia y utiliza la ayuda alimentaria para construir un camino hacia la paz, la estabilidad y la prosperidad para las personas que se recuperan de conflictos, catástrofes y el impacto del cambio climático. 

Síguenos en Twitter @wfp_media, @wfp_Haiti

Temas

Haití Seguridad alimentaria Emergencias Transferencias de base monetaria

Contacto

Para más información por favor contactar (correo electrónico: nombre.apellido@wfp.org):

Tanya Birkbeck, WFP/ Port-au-Prince
+509 3735 4333

Maria Gallar, WFP/ Panama City,
+507 6671 5355

James Belgrave, WFP/ Rome,
Mob. +39 366 529 4297

Nina Valente, WFP/ London,
Mob. +44 (0)796 8008 474

Martin Rentsch, WFP/Berlin,
Mob +49 160 99 26 17 30

Shaza Moghraby, WFP/New York,
Mob. + 1 929 289 9867

Steve Taravella, WFP/ Washington,
Mob.  +1 202 770 5993