Skip to main content

El Programa Mundial de Alimentos contempla suspender la ayuda en zonas de Yemen bajo control huthi

ROMA – El Programa Mundial de Alimentos (WFP) de las Naciones Unidas trabaja sin descanso para satisfacer las necesidades de millones de niños, niñas, mujeres y hombres yemeníes con hambre que viven bajo la amenaza de una posible hambruna debido al conflicto. Nuestra independencia operativa, imparcialidad y neutralidad son primordiales si queremos tener éxito y necesitamos acceso inmediato y sin restricciones a la población para poder llegar a quienes más nos necesitan.

En WFP nos esforzamos por cumplir nuestro mandato humanitario y hacemos frente a desafíos diarios debido a combates incesantes y a la inseguridad en Yemen. Y, sin embargo, nuestro mayor desafío no proviene de las armas, que aún no se han callado en este conflicto; en cambio, es el papel obstructivo y poco cooperativo de algunos de los líderes huthi en las áreas bajo su control.

A los trabajadores humanitarios en Yemen se les niega el acceso a la población que pasa hambre, se han bloqueado convoyes de ayuda, las autoridades locales han interferido con la distribución de alimentos y, lo que es más importante, ha habido repetidos obstáculos para realizar una selección independiente de beneficiarios y una solicitud para desplegar un sistema de registro biométrico. Este sistema permitiría a WFP identificar y dirigir la ayuda a los más vulnerables y asegurar que ellos sean los beneficiarios de la asistencia alimentaria.

Esto tiene que parar.

En 2019, WFP pretende alimentar a cerca de 12 millones de las personas más vulnerables, casi la mitad de la población yemení total, a un costo para la comunidad internacional de aproximadamente 175 millones de dólares al mes. Muchos no están recibiendo esta ayuda ya debido a los obstáculos que se están poniendo en nuestro camino. Si no tenemos acceso y libertad para decidir quién recibe esta asistencia vital, entonces tendremos que tomar la difícil decisión de implementar una suspensión gradual de nuestras operaciones en las áreas controladas por los huthi.

El conflicto en Yemen ha planteado múltiples desafíos, pero hasta ahora WFP ha trabajado con los líderes para encontrar soluciones que aseguren que los alimentos lleguen a los hambrientos. En 2017, WFP se pronunció cuando la Coalición liderada por Arabia Saudita estaba retrasando el movimiento de nuevas grúas para el puerto de Hodeidah y el bloqueo en el puerto que amenazaba el flujo de ayuda a la población más vulnerable. Los líderes de la Coalición escucharon y las grúas fueron entregadas y el puerto se reabrió para la ayuda.

Las negociaciones con los líderes huthi sobre la cuestión del acceso independiente a la población aún no han dado resultados tangibles. Algunos de estos líderes han asumido compromisos positivos y están trabajando estrechamente con nosotros para crear las condiciones que permitan un proceso humanitario totalmente independiente para seleccionar a los más necesitados y garantizar que solo ellos reciban la asistencia necesaria. Desafortunadamente, otros líderes huthi los han defraudado y han roto las garantías que nos habían dado para detener las desviaciones de alimentos y el acuerdo para la identificación de beneficiarios y el registro biométrico.

A principios de este mes, WFP escribió nuevamente a los líderes Huthi. Esta vez confirmamos que WFP ha llegado a su pesar a la conclusión de que, a menos que se realicen progresos en los acuerdos anteriores, tendremos que implementar una suspensión gradual de ayuda.

Esta suspensión gradual de las operaciones de WFP se aplicará como último recurso y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que los más débiles y vulnerables, especialmente los niños y las niñas, no sufran. Las actividades de nutrición que se dirigen directamente a niños, niñas, y mujeres malnutridas continuarán para mitigar cualquier impacto lamentable que una suspensión parcial pueda tener en su salud y bienestar. Se lo debemos a la gente de Yemen y a nuestros donantes internacionales que apoyan nuestra operación.

WFP aún espera que prevalezca el buen sentido y que no se produzca una suspensión. La responsabilidad última por el bienestar de su gente reside en el liderazgo yemení. Si se permite a WFP realizar una operación que cumpla con los estándares internacionales mínimos, todavía estamos preparados para desempeñar nuestro papel y asegurar un futuro mejor para los millones de yemeníes que luchan por alimentar a sus familias.

#                           #                            #

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas salva vidas en emergencias y cambia la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. El Programa Mundial de Alimentos trabaja en más de 80 países alrededor del mundo, alimentando a poblaciones afectadas por conflictos y desastres, y sentando las bases para un futuro mejor.

Encuéntranos en Facebook/Instagram @ProgramaMundialdeAliento o síguenos en Twitter @WFP_es.

 

Temas
Yemen Cadena de suministro
Contacto

Para más información, por favor contactar con (email: nombre.apellido@wfp.org): 

Frances Kennedy, WFP / Roma, Tel: +39 06 6513 3725, Móvil: +39 346 7600 806

Gregory Barrow, WFP / Roma, Tel +39 06 6513 2150, Móvil: +39 342 8079718

Lucía Fernández, WFP/Madrid, Tel. +34 913 475 054, Móvil +34 672 068 169