Skip to main content

La tormenta tropical Amanda impacta gravemente la seguridad alimentaria de 340,000 salvadoreños 

Foto: WFP/David Fernández
Cientos de familias han buscado refugio en los albergues habilitados por las autoridades salvadoreñas. Foto: WFP/David Fernández
SAN SALVADOR – Los estragos causados por la tormenta tropical Amanda, sumados al impacto socioeconómico que ha dejado la pandemia de la COVID-19, incrementarán el número de personas en inseguridad alimentaria en El Salvador, advirtió hoy el Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés).

“Es una situación dramática para miles de personas que han perdido sus medios de subsistencia. Hago un llamado a la comunidad internacional para apoyar los esfuerzos del Gobierno y de la Naciones Unidas para reducir urgentemente el sufrimiento de miles de salvadoreños”, dijo Miguel Barreto, Director Regional para América Latina y el Caribe del WFP. “Es crucial apoyar a gobiernos que enfrentan fenómenos climáticos extremos en un momento de pandemia”.

Los resultados de una evaluación rápida de seguridad alimentaria en El Salvador, realizada después de la tormenta que azotó el país el 31 de mayo, estiman que 336,300 personas en áreas urbanas y rurales estarían en inseguridad alimentaria severa, o sea que no tendrían los medios o recursos para alimentarse. El 6 de junio, el WFP y la Alcaldía de San Salvador comenzaron a distribuir alimentos a 5,500 personas en 73 albergues ubicados en los departamentos de San Salvador, Sonsonate y La Libertad.

Tras el paso de Amanda, WFP necesita 8 millones de dólares para brindar asistencia alimentaria por dos meses a 153,500 personas en inseguridad alimentaria severa. Esta solicitud de fondos es adicional a los 19 millones de dólares que se requieren para apoyar al gobierno salvadoreño en su respuesta a la pandemia.
 
“Estas son las peores lluvias que he visto desde el huracán Mitch en 1998”, afirmó el Representante del WFP, Andrew Stanhope, quien señaló que “el impacto de la tormenta Amanda y de la pandemia han empeorado la seguridad alimentaria de las familias más pobres. Ahora más que nunca debemos redoblar esfuerzos para llegar urgentemente a las personas más necesitadas con asistencia alimentaria”.
 
El occidente y centro del país son las principales zonas damnificadas por la tormenta, la primera de la temporada ciclónica. Las autoridades han reportado fuertes inundaciones, con entre 500 y 800 mm de lluvia acumulados en algunos departamentos, y graves daños a la infraestructura. El gobierno de El Salvador ha declarado el estado de emergencia.

WFP también está apoyando al Gobierno de El Salvador en su respuesta a la COVID-19. Desde abril, WFP ha proporcionado alimentos o transferencias monetarias a 32,000 personas vulnerables. 

Aviso a los editores:
Videos de alta resolución disponibles aquí
Fotografías de alta resolución disponibles aquí
 

Topics
El Salvador Emergencias Inundaciones Emergencias de salud Desastres naturales
Contacto

Para más información, por favor contactar con (email: nombre.apellido@wfp.org): 

Norha Restrepo

WFP Panamá

Mov. +507 66715355

Haydee Paguaga

WFP El Salvador

Mov. +503 79197633