Skip to main content

Más de 32.000 personas afectadas por la COVID-19 y tormentas tropicales reciben asistencia alimentaria

Impacto de la tormenta tropical Amanda en El Salvador. Foto: WFP/Mauricio Martinez
Impacto de la tormenta tropical Amanda en El Salvador. Foto: WFP/Mauricio Martinez
Treinta y dos mil 300 personas que viven en 21 municipios del Corredor Seco que fueron afectados por la pandemia de la COVID-19 y por los daños causados por las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal están recibiendo asistencia alimentaria del Gobierno de El Salvador, el Gobierno de los Estados Unidos, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP, por sus siglas en inglés).

Desde el 21 de septiembre y con el apoyo financiero de USAID por 3 millones de dólares, los beneficiarios están recibiendo transferencias de efectivo para comprar sus alimentos en comercios locales. El estipendio será entregado durante tres meses, por medio de dos entregas de efectivo realizadas por el WFP, a través de la red de socios proveedores de servicios financieros a escala nacional. Dichas entregas son realizadas respetando medidas de bioseguridad para reducir la posibilidad de contagio del COVID-19. 

“Por más de 50 años, el WFP ha estado salvando vidas en situaciones de emergencia y brindando esperanza a millones de personas gracias a donantes clave a nivel global y local como USAID”, dijo el Oficial Encargado del WFP en El Salvador, Jaakko Valli, durante el acto de lanzamiento de esta iniciativa. “Esta donación nos permite proveer apoyo a las personas más vulnerables y empoderarles para que escojan alimentos nutritivos y apoyen la economía local”, agregó. 

El Embajador de Estados Unidos, Ronald Johnson afirmó que “no podemos controlar los desastres naturales; no podemos controlar cuándo ni dónde se lleguen a dar. Pero sí podemos hacer mucho para mitigar riesgos y ayudar en la recuperación si todos unimos esfuerzos y trabajamos juntos”. 

Por su parte, la Ministra de Relaciones Exteriores de El Salvador, Alexandra Hill, agradeció el respaldo y la solidaridad de ambos cooperantes: "En momentos difíciles, USAID y WFP siempre han estado con nosotros y, en esta ocasión, no ha sido la excepción. En nombre de nuestro Presidente Bukele, les agradezco por este gesto. Tengan la seguridad de que esta ayuda llegará al más necesitado. 

Este apoyo monetario permite a los participantes comprar comida nutritiva para sus familias en los mercados de sus comunidades, activando así la economía local y reforzando la unidad entre los habitantes. La selección de los beneficiarios la ha realizado el WFP junto a la Dirección Nacional de Protección Civil, así como las ONG socias Educo, Plan International, Save the Children y World Vision.

Los daños causados por las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal en mayo y junio de este año y el impacto económico de la pandemia de la COVID-19 han reducido la capacidad de las familias más vulnerables para llevar alimentos suficientes y de calidad a sus hogares. Según la evaluación que el WFP realizó en agosto a escala nacional, 380,000 personas no pueden comprar suficientes alimentos para sus familias.

El Corredor Seco es una extensa área que corre paralela a la costa del Pacífico desde Chiapas, en México, hasta al occidente de Panamá, dejando tierras áridas también en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y parte de Costa Rica. Esta área comprende el 90% de la población de Centroamérica y es impactada frecuentemente con fenómenos climáticos tales como sequías e inundaciones (FAO, 2019).

Acerca del Programa Mundial de Alimentos

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas es el Premio Nobel de la Paz 2020. Somos la organización humanitaria más grande del mundo, que salva vidas en emergencias y da asistencia alimentaria para construir un camino hacia la paz, la estabilidad y la prosperidad de poblaciones que se están recuperando de conflictos, desastres y el impacto del cambio climático.

Acerca de la asistencia por la tormenta tropical Amanda y la COVID-19

Desde marzo, el WFP junto con sus socios y donantes de la cooperación internacional, sector privado y Sistema de Naciones Unidas han apoyado al Gobierno de El Salvador con la asistencia alimentaria a 149,300 personas vulnerables afectadas por la doble emergencia a través de transferencias de efectivo y entrega de alimentos.

El WFP ha brindado asistencia a poblaciones vulnerables: las familias que viven en situación de pobreza impactadas por la pandemia de la COVID-19, personas con discapacidad, mujeres jefas de hogar, desplazados internos, jóvenes y personas que viven al día de empleos no formales y no cuentan con recursos para comprar alimentos.

Síguenos en Twitter: @wfp_es

 

Topics
El Salvador Transferencias de base monetaria Emergencias Emergencias de salud
Contacto

Para más información, por favor contactar con (haydee.paguaga@wfp.org):

Haydee Paguaga,

WFP/ El Salvador, Mov. +503 79197633