Skip to main content

Agencias de la ONU redoblan el esfuerzo para abordar las causas de la desigualdad de género en zonas rurales

Una nueva iniciativa de la FAO, el FIDA y WFP financiada por la Unión Europea pretende empoderar a mujeres, hombres y niños y niñas rurales para la seguridad alimentaria, una mejor nutrición y una agricultura sostenible.

Roma – Tres agencias de la ONU lanzaron hoy una nueva iniciativa mundial apoyada por la Unión Europea para abordar las causas fundamentales de las desigualdades de género en las zonas rurales y, así, fortalecer los esfuerzos para mejorar la seguridad alimentaria, la nutrición y el desarrollo rural sostenible.

La UE destinará 5 millones de euros a financiar un programa de cuatro años de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (WFP) que pretende propiciar cambios transformadores para empoderar a mujeres y hombres, niños y niñas en hogares, comunidades e instituciones de áreas rurales y otras zonas.

La UE y las tres agencias comparten la idea de que lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres es clave para la seguridad alimentaria y la nutrición.

"Si bien muchos enfoques convencionales para cerrar las brechas de género en la agricultura siguen siendo perfectamente relevantes, tenemos que pensar más creativamente y ser más audaces en nuestras acciones", afirmó el Director General Adjunto y responsable de Programas de la FAO, Daniel Gustafson. “Si promovemos un cambio transformador en materia de género, podemos allanar el camino para la igualdad de género en los hogares, comunidades y organizaciones rurales, entre los proveedores de servicios y otros actores de la cadena de valor y, en última instancia, en los procesos de formulación de políticas”.

“El FIDA tiene una gran tradición de desarrollo orientado y basado en la comunidad, y de diseminación de los conceptos de género, juventud y cuestiones de población indígena en todas sus inversiones, dirigidas a la gente más pobre y marginada del mundo”, afirmó Sara Mbago-Bhunu, Directora de la división de África Oriental y del Sur del FIDA. “Esta llamada a la acción conjunta mejorará las sinergias y la efectividad, permitiendo a las agencias compartir enfoques transformadores de género, que serán clave para impulsar las economías y erradicar la pobreza y el hambre”.

“Es posible, necesario y efectivo buscar enfoques de género transformadores en todos los contextos –humanitario, de desarrollo, urbano, rural, de conflicto de paz– para alcanzar la seguridad alimentaria, la nutrición y la agricultura sostenible”, dijo el Director Ejecutivo Adjunto de WFP, Manoj Juneja. “Allí donde se dé oportunidades a las mujeres y a los hombres para que reciban apoyo igualitario, acceso, conocimiento y recursos, y que tengan algo que decir en los procesos de decisión, eliminaremos el hambre en el curso de nuestras vidas”.

“La UE comenzó su viaje para promover la transformación de género en el sector rural durante un evento conjunto de alto nivel de la UE y la ONU en Roma en 2016", afirmó el Embajador de la UE Jan Tombinski. “Desde entonces, la UE ha trabajado duramente para promover la transformación de género derribando normas estructurales discriminatorias que discriminan a las mujeres y las niñas. La UE siempre ha considerado a las agencias con sede en Roma como socios ideales con quienes impulsar esta agenda”.

La igualdad de género es clave para la seguridad alimentaria y la nutrición

Las brechas de género imponen altos costes a la sociedad. En un innovador informe publicado en 2011, la FAO estimó que cerrar la brecha de género en la agricultura podría aumentar los rendimientos en las fincas administradas por mujeres entre un 20 y un 30 por ciento, generando así importantes ganancias en términos de seguridad alimentaria, crecimiento económico y bienestar social. Numerosos estudios también han demostrado que cuando las mujeres son capaces de obtener sus propios ingresos, invierten la mayor parte de sus ingresos en sus familias (nutrición, alimentación, atención médica, educación y actividades agrícolas), lo que es crucial para el desarrollo agrícola.

Las consideraciones de género son críticas para la acción humanitaria, dado que las crisis influyen en las vidas de las mujeres, los hombres, las niñas y los niños de formas muy distintas. El impacto de los conflictos, los desastres naturales y el fracaso de los cultivos no son neutros al género. Un análisis de información de 188 países realizado recientemente por WFP reveló que dichos choques reducen mucho más significativamente la esperanza de vida de las mujeres que de los hombres.

Además de reducir las consecuencias más extremas de una crisis humanitaria, trabajar para transformar las vidas de las mujeres y de las niñas puede abordar eficazmente las desigualdades que las excluyen y las discriminan. Por ejemplo, proporcionar asistencia alimentaria como transferencias de efectivo con oportunidades para que las mujeres accedan a los recursos puede significar más capacidad de decisión e inclusión financiera.

Fomento de la colaboración interinstitucional en materia de igualdad de género

Dado que la desigualdad de género en las áreas rurales es un tema multifacético y complejo, ninguna organización puede abordarlo por sí sola de manera efectiva. Los tres organismos de la ONU con sede en Roma están particularmente bien situados para desarrollar metodologías agrícolas innovadoras, producir directrices y preparar materiales de desarrollo de capacidades para promover enfoques transformadores de género.

Este enfoque requiere trabajar con quienes deciden en todos los sectores y, al mismo tiempo, empoderar a las mujeres, individual y colectivamente; comprometerse con los hombres como aliados para el cambio; eliminar las barreras políticas, económicas, culturales y sociales estructurales que limitan el acceso y los derechos de las mujeres a los recursos y bienes, así como su participación en la toma de decisiones en todos los niveles de la sociedad.

La iniciativa conjunta sobre Enfoques Transformadores de Género se lanzó en el evento de alto nivel "Adopción de enfoques transformadores de género para aumentar el impacto en el ODS 2 acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover una agricultura sostenible", organizado conjuntamente por la FAO, el FIDA, WFP y la UE en la sede de la FAO en Roma (8 de mayo).
 

Temas
Seguridad alimentaria Género Nutrición Agencias con sede en Roma Pequeños agricultores
Contacto

Contactos
FAO

Irina Utkina, FAO/Roma 
Tel. (+39) 06 570 52542
irina.utkina@fao.org

FIDA
Katie Taft, FIDA/Roma
Tel. (+39) 06 5459 2396, móv. (+39) 334 6083657 
k.taft@ifad.org 

WFP
Jane Howard, WFP/Roma
Tel. (+39) 06 6513 2321, móv. (+39) 346 7600521
jane.howard@wfp.org 
Lucía Fernández (Madrid)
(+34) Tel. +34 913 475 054, Móv. +34 672 068 169