Skip to main content

Luxemburgo aporta 1 millón de euros a la merienda escolar en Nicaragua

WFP/Sabrina Quezada
Niñas y niños de la escuela en Jinotega recibieron a los delegados de Luxemburgo. Al fondo las banderas de Nicaragua y Luxemburgo. Foto: WFP/Sabrina Quezada
MANAGUA – El Gran Ducado de Luxemburgo, país ubicado en Europa Occidental, extendió sus lazos de cooperación a WFP al otorgar una contribución de 1 millón de euros (1.3 millones de dólares) para la compra de alimentos que complementen la merienda escolar de los niños y las niñas de preescolar y primaria de unas 2 mil escuelas públicas de Nicaragua.

Anne-Laure Theis, responsable para América Central del Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos Europeos del Gran Ducado de Luxemburgo, y Joe Geisbusch, agregado de Cooperación para el Desarrollo de la Embajada en Managua, visitaron una escuela rural de la comunidad jinotegana Suní, donde niños y niñas reciben la merienda escolar.

Estudiantes del centro escolar “María Nieves Herrera”, de San Rafael del Norte, Jinotega, recibieron a los visitantes con bailes típicos, interpretaciones musicales, poemas y coplas, quienes conocieron sobre la implementación del Programa de Merienda Escolar apoyado por el Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés).

Toda la comunidad educativa acogió a los visitantes de Luxemburgo con mucha hospitalidad, sorprendiéndolos gratamente al recibirlos con la bandera tricolor del Gran Ducado (rojo, blanco y azul) ondeando junto a la bandera de Nicaragua. “Nos sentimos muy bien acogidos en esta escuela, con el baile, la música, nuestra bandera. Ustedes tienen una escuela muy bonita y agradecemos su recibimiento”, dijo Theis.

Los retos de la merienda escolar 
La profesora Josefa de la Cruz Briones, responsable del centro escolar, explicó a los visitantes de Luxemburgo y de WFP cómo se ha organizado la comunidad educativa en torno a la merienda escolar y sus beneficios para las y los estudiantes. También agradeció la contribución del Gran Ducado para su escuela y otras escuelas de la zona.

“Este es un gran beneficio para los niños. Cuando yo crecí no teníamos la ventaja de comer en la escuela. Mi pobre madre hacía lo posible para alimentar a toda la familia, sin ningún apoyo”, rememoró la profesora durante la conversación.

De acuerdo con la profesora Cruz Briones, la sensibilización de madres y padres de familia para el buen funcionamiento de la merienda escolar es uno de sus mayores retos. Igualmente, la escuela no cuenta con una bodega ni con cocina propia. Por eso los alimentos son almacenados en un aula y las madres los retiran cada tarde para llevárselos a sus hogares y cocinarlos. A la mañana siguiente los llevan a la escuela para servirlos a los niños y niñas a la hora del recreo.

“Los niños se sienten alegres y orgullosos cuando sus padres y madres se involucran en la merienda escolar cuando dicen ‘mi mamita trae hoy la comida a la escuela’ porque ese día le tocó a su mamá cocinar”, explicó la profesora Briones. La escuela de Suní, a la que asisten 61 estudiantes de preescolar y primaria, cuenta con un rol que asigna cada día la preparación de los alimentos a dos o tres madres por aula.  

Los padres de esta comunidad -dedicada principalmente a la agricultura y afectada por sequías recurrentes- también se involucran en el programa. Leónidas Herrera participa en el Comité de Alimentación Escolar de la escuela. Es responsable por su sobrino Franklin, de 10 años, cuya madre emigró a España hace cinco años en busca de trabajo. 

“Mi sobrino viene a la escuela, aquí estudia y come una comida caliente. Yo apoyo con el transporte de los alimentos, agua y todo lo que puedo”, explicó Herrera.

Para WFP la contribución otorgada por el Gran Ducado de Luxemburgo representa una oportunidad para garantizar a los niños y niñas más vulnerables un plato de comida caliente cinco días a la semana.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas salva vidas en emergencias y cambia la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. WFP trabaja en más de 80 países alrededor del mundo, alimentando a poblaciones afectadas por conflictos y desastres, y sentando las bases para un futuro mejor.

Síguenos en @wfp_es 

 

 

Temas
Nicaragua Nutrición Alimentación escolar
Contacto

Para más información, comunicarse con (email: nombre.apellido@wfp.org):

Sabrina Quezada Ardila,

WFP/Nicaragua,

Celular +505 8930 2987