Skip to main content

Terremoto de Haití: WFP trabaja con socios para ayudar a los sobrevivientes

El terremoto mata a 1,300 haitianos y deja miles de heridos y vías de acceso bloqueadas
, WFP Staff
Haiti_4
El Representante del WFP, Pierre Honnorat, escucha a un funcionario hospitalario que describe la situación crítica en Jérémie después del terremoto. Foto: WFP

El Programa Mundial de Alimentos (WFP por sus siglas en inglés) está trabajando las 24 horas para responder al llamado de emergencia después de que un terremoto de magnitud 7,2 sacudiera Haití el sábado, matando a unas 1.300 personas y dejando alrededor de 5.000 heridos.

Se espera que los números aumenten a medida que continúen las operaciones de búsqueda y rescate.

En un tuit, WFP en Haití dijo que el helicóptero del Servicio Aéreo Humanitario de las Naciones Unidas (UNHAS por sus siglas en inglés) administrado por WFP estaba disponible, para apoyar al gobierno y a las agencias en tierra, y agregó: “Con muchas carreteras dañadas, la prioridad es realizar vuelos para transportar insumos de emergencia y personal médico para salvar vidas".

El Representante de WFP para Haití, Pierre Honnorat, dijo que la organización estaba ayudando a los hospitales de las comunas de Les Cayes y Jeremie, las cuales fueron gravemente afectadas, con suministros médicos y que el siguiente paso sería proporcionar "asistencia alimentaria con comidas calientes para los pacientes y sus familias".
 

Haiti_4
Los edificios destruidos se pueden ver en todas partes. Esta foto fue tomada en Les Cayes. Foto: WFP

Gracias a USAID, WFP tiene 3.500 toneladas métricas de alimentos pre-posicionados en todo el país para responder rápidamente en caso de desastres. Esto incluye arroz, frijoles y aceite vegetal, que pueden alimentar hasta 270.000 personas durante un mes.

“El daño hoy es bastante grande, pero todavía estamos evaluando ... las carreteras están cortadas entre Les Cayes y Jeremie”, dijo Honnorat. Las dos comunas, junto con Anse à Veaux, han sido las más afectadas por el desastre. Los edificios públicos, incluidas las escuelas, los hospitales y las iglesias, así como los hoteles, han resultado gravemente dañados, junto con los puentes.

“Además de ser una emergencia sanitaria… también hay un tema de logística y acceso”, dijo Honnorat.
 
 

 

Haiti_2
Las carreteras bloqueadas plantean un gran desafío logístico. Foto: WFP

El terremoto golpeó a Haití mientras el país ya se enfrentaba a múltiples crisis. Los haitianos que padecían inseguridad alimentaria ya estaban lidiando con el impacto de la inestabilidad política, la violencia de las pandillas y el aumento de los precios de los alimentos durante una temporada activa de huracanes.

Incluso antes del terremoto, casi la mitad de la población (4,4 millones de haitianos) necesitaba asistencia alimentaria inmediata. Más de 1,2 millones de ellos padecían hambre severa. Las operaciones de WFP en el sur del país ya estaban previstas para apoyar a 194.725 personas en los departamentos de Grand'Anse, Nippes y Sud en 2021.

WFP trabaja en estrecha colaboración con las autoridades haitianas en primera línea, apoyando los esfuerzos logísticos, transportando suministros para salvar vidas y llevando trabajadores humanitarios a las zonas afectadas.

Un helicóptero UNHAS, gestionado por WFP, transporta al personal gubernamental y humanitario a las zonas afectadas junto con suministros médicos y otras necesidades esenciales; WFP necesita 1,4 millones de dólares para que este servicio fundamental siga operativo hasta finales de año. Esta semana, WFP también estableció un servicio de envío al sur que transporta suministros para salvar vidas en emergencias.
 

Haiti
El helicóptero UNHAS transporta suministros médicos y personal a las zonas afectadas. Foto: WFP

El Gobierno ha anunciado un estado de emergencia de un mes, y se espera que la depresión tropical Grace azote la costa sur de Haití en los próximos días.

En julio, la tormenta tropical Elsa azotó el sur de la península de Haití destruyendo tierras agrícolas, techos de casas y líneas eléctricas de comunicación.

En 2010, Haití fue devastado por un terremoto de magnitud 7.0 que mató a más de 200.000 personas, dejando a innumerables familias sin hogar.
 

Haiti
Los escombros cubren las calles de Jérémie, en el sur de Haití, después del terremoto de magnitud 7,2. Foto: WFP 

 

 

Oprime aquí para DONAR y ayudar a WFP a salvar vidas y cambiar vidas

 

 

Es momento de
tomar acción

WFP depende enteramente de aportes voluntarios, así que cada aporte cuenta.
Dona ya