Luchando contra el hambre en el mundo


El Programa Mundial de Alimentos (PMA) es la organización de ayuda humanitaria más grande del mundo que lucha contra el hambre en todo el planeta.

Durante las emergencias llevamos alimentos a donde más se necesite para salvar las vidas de las víctimas de desastres naturales, de las guerras o conflictos civiles. Una vez que las emergencias han pasado, usamos los alimentos para ayudar a las comunidades a reconstruir sus vidas y ser autosuficientes.

El PMA es parte del Sistema de las Naciones Unidas y es financiado por donaciones voluntarias.

La visión de este organismo, fundado en 1961, es la de un mundo en el cual cada hombre, mujer y niño tenga acceso en todo momento a la alimentación necesaria para llevar una vida activa y saludable. Trabajamos en pro de esa visión con nuestras agencias hermanas de las Naciones Unidas en Roma: la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), así como gobiernos, socios de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales.

Cada año, el PMA asiste en promedio a 80 millones de personas en más de 75 países. La mayoría de los 11,500 funcionarios que laboran en el PMA lo hacen en zonas remotas en donde sirven directamente a los más pobres que padecen hambre.

Para aprender más, vea el video describiendo nuestra misión o descargue nuestra infografía.

Los cuatro objetivos estratégicos del PMA son:

  1. Salvar vidas y proteger los medios de subsistencia en emergencias.
  2. Respaldar o restablecer la seguridad alimentaria y la nutrición y crear o reconstruir los medios de subsistencia en contextos frágiles y después de una emergencia.
  3. Reducir los riesgos y poner a las personas, las comunidades y los países en condiciones de satisfacer sus propias necesidades alimentarias y nutricionales.
  4. Reducir la desnutrición y romper el ciclo intergeneracional del hambre.