Qué hacemos


Por ser la agencia de las Naciones Unidas en primera línea en la lucha contra el hambre, en el PMA constantemente respondemos a las emergencias. Salvamos vidas llevándo alimentos a contrarreloj a las personas vulnerables y con hambre.

Sin embargo, en el PMA también trabajamos para ayudar a las personas con hambre a obtener su seguridad alimentaria en el futuro. Esto lo hacemos mediante programas que utilizan alimentos como un medio para crear bienes, difundir conocimientos y para fomentar que las comunidades sean más fuertes y dinámicas.

Por ejemplo, en el PMA le proporcionamos cada año alimentos a más de 20 millones de niños en las escuelas. Estas comidas incentivan las familias a mantener a sus hijos en la escuela, y ayudan a construir un futuro mejor. Al no tener hambre los niños, su rendimiento académico y concentración mejora.

A través de los programas de Alimentos por Trabajo, en el PMA proporcionamos alimentos a las personas con hambre a cambio de trabajar en proyectos de desarrollo que ayuden a construir las bases de un futuro mejor. Por ejemplo, cuando la gente ya no tiene que preocuparse por la próxima comida que van a ingerir, los agricultores tienen el tiempo y la energía para construir sistemas de riego que pueden aumentar la producción.

A su vez, los programas de Alimentos para la Capacitación permiten a los pobres dedicarle tiempo al aprendizaje de habilidades, tales como apicultura, costura, o incluso alfabetización, lo cual les servirá para generar ingresos en el futuro.

En el PMA hemos desarrollado conocimientos especializados en una gama de áreas, incluyendo análisis de la seguridad alimentaria, nutrición, compra de alimentos  y logística, para proporcionar las soluciones más efectivas en apoyo de las personas con hambre.