WFP está Preocupado por los Informes Urgentes que Llegan de las Familias en el Oeste de Mosul

Publicado el 01 Marzo 2017

Una familia que huye de la violencia en el oeste de Mosul recibe ayuda alimentaria tan necesaria al llegar a Hamam Al Alil, una ciudad al sur de Mosul. © Consejo Noruego de Refugiados.

ERBIL – El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP por sus siglas en inglés) está extremadamente preocupado por la situación humanitaria a la que hacen frente las familias en la zona oeste de Mosul, donde más de 750.000 personas están viviendo en condiciones extremas.

A pesar de que el acceso a información fiable sobre las condiciones dentro de la zona oeste de Mosul es limitado, el equipo de control de WFP y sus socios han podido hablar con algunas familias dentro de la ciudad para realizar una evaluación del acceso y de la disponibilidad de alimentos. A través de entrevistas telefónicas, varias familias en apuros dijeron que los alimentos eran muy caros, mientras otros afirmaron que ni siquiera tenían acceso a ellos. Debido al aumento del conflicto, las personas tienen miedo de dejar sus casas y esto dificulta aún más la búsqueda de alimentos básicos.

“La situación es increíble” informó un hombre de 46 años dentro de la ciudad. “No hay comida, ni agua limpia, ni gas para la calefacción, ni medicamentos ni servicios”.

“WFP está controlando las primeras líneas y está preparado para proporcionar asistencia alimentaria a medida que se pueda llegar a las familias de manera segura”, dijo el representante de WFP y Director de país en Irak, Sally Haydock. “Las familias nos están contando que el precio de los alimentos ha aumentado drásticamente y que son muy caros. En el caso más extremo, las personas no tienen, ni siquiera, acceso a ellos. Pedimos que todas las partes del conflicto faciliten el acceso humanitario inmediato y sin obstáculos a todos los iraquíes que necesiten asistencia”.

Hasta hoy, WFP ha proporcionado alimentos listos para el consumo a unas 6.000 personas que han huido de las ciudades hacia el sur de la zona oeste de Mosul. La mayoría ha llegado a los campamentos de Hamam Al Alil, Qayyarah Jeda’a y Haj Ali. WFP tiene suficientes alimentos en stock para cubrir las necesidades inmediatas de 770.000 personas que residen en la zona oeste de Mosul.

Los resultados de una encuesta reciente de WFP han mostrado que los alimentos en el oeste de Mosul escasean porque las cadenas de suministros se han cortado y los precios de todos los alimentos han aumentado considerablemente. La mayoría de las familias no han tenido ingresos en los últimos dos años y medio y muchas personas tienen dificultades para alimentar a sus familias.

Gracias a las contribuciones de Canadá, la Comisión Europea, Alemania, Japón,  del Reino de Arabia Saudí y Estados Unidos, WFP ha proporcionado alimentos listos para el consumo a más de un millón de personas desde el comienzo de la ofensiva de Mosul en octubre de 2016. Este apoyo se ha ofrecido a todas las familias desplazadas en los campamentos, a las que siguen en el este de Mosul y a aquellas personas que están en zonas que han vuelto a ser tomadas en el corredor de Mosul.

#                              #                                 #

WFP es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, WFP brinda asistencia a unos 80 millones de personas en 80 países.

Visite:

www.wfp.org/es

http://www.facebook.com/ProgramaMundialdeAlimentos

http://twitter.com/wfp_es

Si desea más información, por favor contacte con (correo electrónico: nombre.apellido@wfp.org):

Lourdes Melendo, WFP/Madrid, Tel. +34 672 068 169