Siria: PMA envía ayuda a Al-Quasyr y refuerza aún más sus operaciones

Publicado el 07 Junio 2013
DAMASCO–El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha distribuido urgentemente asistencia alimentaria a familias vulnerables en Al-Qusayr, donde se han llevado a cabo algunos de los enfrentamientos más fuertes durante las últimas semanas en Siria. Mientras tanto, las Naciones Unidas anunció hoy que los costos financieros previstos para la operación humanitaria suman 4.4 mil millones de dólares, una cifra que solamente representa las necesidades crecientes para el resto del 2013. La parte del PMA de esta apelación, de mil millones de dólares, proporcionará asistencia alimentaria para la creciente población de refugiados fuera de Siria, así como el creciente número de desplazados dentro del país sin acceso a los alimentos.
En la actualidad, el PMA está atendiendo  las necesidades alimentarias de  más de 800,000 personas fuera de Siria y un adicional de 2,5 millones dentro del país.  El llamamiento del PMA aborda el aumento de beneficiarios cada mes, con el objetivo de alcanzar, a finales de 2013, un total de 7 millones de sirios dentro y fuera de los países vecinos. La intensificación de la violencia y la crisis humanitaria resultante, hace que esta emergencia sea para el PMA la más desafiante, compleja y  grande  en todo el mundo.
 
“Las familias sirias, en particular los niños, dentro del país o en el exterior, están devastados por la magnitud de esta crisis. Personas orgullosas han visto sus vidas y medios de subsistencia destrozados por este conflicto”, dijo Ertharin Cousin, Directora Ejecutiva del PMA. “Hoy, hacemos un llamado a la comunidad internacional para que continúe su generoso apoyo que nos ha permitido salvar millones de vidas en los últimos meses”.
 
El PMA envió raciones de alimentos –suficientes  para alimentar a 2,500 personas - para su distribución ayer en Al-Qusayr a través de su socio la Media Luna Roja Árabe Siria (SARC) y de líderes comunitarios.  Estamos trasladando más ayuda alimentaria  a esta zona, mientras los socios humanitarios evalúan las necesidades inmediatas de las familias de Al-Qusayr. Esta semana, el PMA distribuyó raciones de alimentos y comidas listas para ingerir a unas 5,000 personas que se han refugiado en escuelas, tiendas de campaña y con familias locales en las ciudades vecinas de Hesieh y Debeh.
 
En el marco del plan revisado, el PMA ampliará sus operaciones para satisfacer las crecientes necesidades alimentarias dentro de Siria de tres millones de personas, desde julio a septiembre y ampliará aún más para llegar a cuatro millones de personas a partir de octubre hasta el final del año; 3,3 millones de ellos son desplazados internos. La harina de trigo será también una parte de la ración, para que las familias puedan hornear pan para superar la grave escasez en muchas áreas.
 
Además, el PMA proporcionará productos suplementarios de alimentos nutritivos listos para ingerir, los cuales se untan, tales como Nutributter y Plumpy'doz para tratar y prevenir la desnutrición de 300,000 niños vulnerables.
 
En los países vecinos, el PMA también ampliará  su ayuda alimentaria para satisfacer las necesidades urgentes de 2,7 millones de refugiados en el Líbano, Jordania, Turquía, Egipto e Irak a finales de este año, principalmente a través de cupones de alimentos que pueden ser canjeados en tiendas locales. Esto es cuatro veces el número de refugiados que la agencia está llegando en este momento. El nuevo plan también incluye asistencia alimentaria a comunidades locales en los países  anfitriones, principalmente en Jordania y  Líbano.
 
El PMA está financiado en su totalidad por contribuciones voluntarias. “Las contribuciones que hemos recibido hasta ahora de nuestros gobiernos donantes, como Australia, Canadá, la Unión Europea, Japón, Kuwait, el Reino Unido y los Estados Unidos nos han permitido satisfacer las necesidades crecientes y urgentes de sirios e inyectar cerca de 70 millones de dólares a las economías locales de los países vecinos que también están sintiendo la presión de la crisis regional”, añadió Cousin. "Ustedes están salvando vidas”, apeló.
 
Para una operación de esta magnitud, el PMA tratará de recaudar más de 26 millones de dólares cada semana hasta septiembre para cumplir con las necesidades alimentarias de las personas afectadas por el conflicto.