PMA declara la crisis del Cuerno de África como la más alta prioridad humanitaria global

Publicado el 20 Julio 2011
ROMA - El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) anunció hoy que 11,3 millones de personas en el Cuerno de África necesitan asistencia alimentaria debido a la sequía, y declaró la crisis como emergencia corporativa a la que se aplica los máximos niveles de respuesta, reflejando la grave preocupación que existe ante la posibilidad de pérdida de vidas humanas.

"El PMA, con el apoyo de muchos actores, ha  continuado ampliado su asistencia  y actuado  contra los efectos de esta sequía durante más de 6 meses", dijo la Directora Ejecutiva del PMA, Josette Sheeran. "La gravedad y la extensión de la sequia, junto con la imposibilidad de los organismos humanitarios para acceder a todas las zonas afectadas, ha convertido esto en una emergencia alimentaria y nutricional  en toda regla que requiere una rápida y creciente respuesta".
El anuncio del PMA se produjo el día de hoy, tras la declaración del Coordinador Humanitario de las Naciones Unidas para Somalia, sobre la hambruna en el sur del país, en zonas donde el acceso humanitario ha sido restringido.


"El PMA acoge con satisfacción el reciente anuncio de aquellos que controlan el acceso en gran parte del sur de Somalia, lo que indica un mayor acceso humanitario para ayudar a las personas más afectadas por la sequía", dijo Sheeran. "El PMA está dispuesto a negociar con los comités encargados de la sequía para asegurar que se dan las condiciones de seguridad apropiadas de nuestro personal, que permitan  que los alimentos y la nutrición suplementaria lleguen a los más vulnerables –especialmente los niños"

Entre las opciones que el PMA está considerando está el transporte aéreo de galletas de alto contenido energético y alimentos complementarios altamente nutritivos - para los niños vulnerables y las madres embarazadas o lactantes - hacia lugares estratégicos en el sur de Somalia, que serán distribuidos a los que tienen hambre por organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales que trabajan en zonas donde las necesidades alimentarias de las poblaciones locales son mayores. Los planes de movilizar productos de alimentación complementaria para niños en respuesta a esta crisis podrían convertirse en la mayor operación jamás vista para proporcionar este tipo de productos que son altamente eficaces en el tratamiento de la desnutrición durante los primeros 1000 días de vida.


"Las operaciones en Somalia figuran entre las más peligrosas del mundo, y el PMA ha perdido ya 14 trabajadores humanitarios desde el año 2008", agregó Sheeran. "Vamos a continuar insistiendo en la consecución de esfuerzos que mitiguen el riesgo, a través de sólidas evaluaciones y monitoreo, pero entre tanto hago un llamado a todas las partes a que se unan en el reconocimiento de los inevitables riesgos que se presentan en el sur de Somalia."


Sheeran, quien se encuentra en Etiopía, manteniendo reuniones de alto nivel con funcionarios del gobierno y la Unión Africana, viajará a Somalia y Kenia en los próximos días para visitar las áreas afectadas por la sequía, examinar las operaciones del PMA, y hablar con las víctimas de la sequía.


"Cuando visité a Somalia y el campo de refugiados de Dadaab, en abril de este año, fui testigo del comienzo del ciclo que ha generado esta última crisis del Cuerno de África", dijo Sheeran. "El PMA veía venir esta emergencia y ha ido aumentando su capacidad de responder con alimentos al creciente número de personas con hambre. Ahora es vital que la coalición de la acción internacional -  incluyendo organismos de las Naciones Unidas, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y organizaciones regionales - reciban rápidamente un apoyo sustancial y donaciones para poder  marcar la diferencia”.


El PMA y otros organismos humanitarios no han podido trabajar en el sur de Somalia desde principios de 2010, y esto ha limitado la capacidad de las Naciones Unidas para atender las necesidades nutricionales de las personas que viven en esta región - especialmente los niños.