Se necesitan más de US$1.400 millones para los refugiados sursudanenses en 2017

Publicado el 15 Mayo 2017

Los refugiados de Sudán del Sur comparten el maíz y los frijoles proporcionados por el PMA en el Centro de Recolección de Kuluba, en el norte de Uganda. Foto © WFP/Claire Nevill

GINEBRA – La Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP, por sus siglas en inglés) han pedido hoy a los donantes que eleven su apoyo para los refugiados desesperados que huyen de Sudán del Sur. Según un plan de respuesta actualizado presentado en Ginebra el lunes, las agencias humanitarias necesitan 1.400 millones de dólares para proporcionar ayuda y salvar las vidas de refugiados sursudaneses en los seis países limítrofes hasta finales de 2017.

Hasta ahora, solo se ha financiado el 14 por ciento del plan de respuesta para los refugiados sursudaneses.

“El conflicto virulento y las cada vez peores condiciones humanitarias en Sudán del Sur están desplazando a una cifra récord de personas fuera de sus hogares”, dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

La situación en Sudán del Sur no deja de empeorar, con una combinación de conflicto, sequía y hambruna que resulta en más desplazamientos y en un rápido éxodo de personas que huyen de una de las crisis más graves del mundo.

"El sufrimiento de los sursudaneses es simplemente inimaginable", ha añadido el Director Ejecutivo de WFP, David Beasley. "Están cerca del abismo. La violencia es la causa de esta crisis. Los trabajadores humanitarios a menudo no pueden llegar a los más vulnerables y hambrientos. Muchos están muriendo de hambre y enfermedades, otros tantos han huido de sus hogares para buscar seguridad fuera".

Sudán del Sur se ha convertido en la crisis de refugiados que más rápidamente está evolucionando con más de 1,8 millones de refugiados, entre ellos un millón de niños, que han buscado la seguridad en Uganda, Sudán, Etiopía, Kenia, República Democrática del Congo (RDC) y República Centroafricana (RCA).

El índice actual de personas que huyen de Sudán del Sur excede la ya pesimista estimación de la comunidad humanitaria. Por ejemplo, el número de personas que huyeron de Sudán en marzo superó la cifra que se esperaba para todo el año. Uganda también está experimentando más llegadas de las que se esperaba y si el ritmo sigue así, pronto acogerá a más de un millón de refugiados sursudaneses.

“Nuestra situación financiera nos ha obligado a reducir las raciones de comida para muchos refugiados en Uganda”, dijo Beasley. “Pienso que es inaceptable y espero que ustedes también lo crean. Estas familias son como las suyas y la mía, son nuestros hermanos y hermanas, y el mundo debe ayudarles ahora─ y no más tarde. Por favor, déjennos hacer el trabajo que estas personas necesitan”.

ACNUR ha agradecido la excelente generosidad que los refugiados han recibido en los países limítrofes de Sudán del Sur, pero ha alertado de que la situación ahora es crítica.

“Países como Uganda han hecho todo lo que uno se puede imaginar, pero no podrán mantener el apoyo a los refugiados si el resto del mundo no da un paso adelante”, advirtió Grandi mientras presentaba las necesidades revisadas para los donantes en Ginebra.

Con una financiación tan insuficiente, las agencias humanitarias están teniendo problemas para proporcionar alimentos, agua, apoyo nutritivo, techo y servicios sanitarios a los refugiados.

Las comunidades que acogen a los refugiados se encuentran entre las más pobres del mundo y sienten una inmensa presión.

“Ayudar a los refugiados no es solo proporcionar asistencia de emergencia”, afirmó Grandi. “También supone que los gobiernos y las comunidades de países limítrofes ofrezcan apoyo a los servicios y economías en las áreas que reciben a los refugiados”.

ACNUR coordina la respuesta general con Gobiernos, agencias humanitarias así como con los refugiados y comunidades de acogida. Actualmente, Uganda acoge a unos 898.000 refugiados; Sudán unos 375.000; Etiopía, 375.000; Kenia, 97.000, la República Democrática del Congo, 76.000; y la República Centroafricana, 2.200.

WFP proporciona alimentos y asistencia en efectivo a más de 1,8 millones de refugiados en países limítrofes.

El plan de respuesta actualizado no cubre las necesidades humanitarias de aproximadamente dos millones de personas que se encuentran desplazadas internamente en Sudán del Sur.

Sobre WFP:

WFP es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, WFP brinda asistencia a unos 80 millones de personas en 80 países.

Visite:

www.wfp.org/es

 http://www.facebook.com/ProgramaMundialdeAlimentos

 http://twitter.com/wfp_es

Sobre ACNUR:

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, fue creada el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. ACNUR vela por los derechos y el bienestar de las personas refugiadas y apátridas. A lo largo de más de seis décadas, la Agencia ha ayudado a decenas de millones de personas a rehacer sus vidas. ACNUR se encuentra en la primera línea de acción de las grandes crisis humanitarias como Siria, Iraq, República Centroafricana, Afganistán, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, y muchísimas otras emergencias.

Visite:

http://www.acnur.es/

Twitter: @Refugees - @Refugeesmedia

Facebook: www.facebook.com/UNHCR/

Si desea más información, por favor contacte con:

Lourdes Melendo, WFP/Madrid,  Tel. +34 672 068 169, lourdes.melendo@wfp.org