Madagascar Meridional: la ONU pide actuar con urgencia frente a la grave inseguridad alimentaria

Publicado el 18 Noviembre 2016

Son necesarios 67 millones de dólares EEUU en ayuda alimentaria y apoyo a la agricultura para la próxima temporada de siembra.

"Miles de familias se enfrentan ya al hambre. Perder ahora la temporada de siembra resultará en una seria crisis alimentaria y de medios subsistencia, que les dejará en una situación aún más desesperada"

ROMA/ANTANANARIVO – Los agricultores del sur de Madagascar, afectados por tres años de sequía devastadora, necesitan urgentemente más apoyo para poder plantar en las próximas temporadas de siembra de diciembre y enero, según alertaron hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Los organismos de la ONU subrayaron que se necesitan más fondos para ofrecer este apoyo y hacer frente a la cada vez más grave inseguridad alimentaria en Madagascar meridional.

La FAO comenzará a distribuir semillas y plantones el próximo mes, dirigidas a unas 170 000 familias campesinas de los distritos más vulnerables del sur del país. Al mismo tiempo, estas mismas familias recibirán alimentos o dinero en efectivo dentro de un programa de socorro en curso del PMA, para que puedan subsistir hasta la próxima cosecha en marzo/abril. Desde el mes de junio, el PMA distribuye ayuda alimentaria en las zonas más necesitadas y, desde julio, dinero en efectivo en lugares con mercados en funcionamiento.

"La temporada de siembra ofrece una estrecha ventana de oportunidad para que los agricultores locales restablezcan la producción agrícola. Miles de familias se enfrentan ya al hambre. Perder ahora la temporada de siembra resultará en una seria crisis alimentaria y de medios subsistencia, que les dejará en una situación aún más desesperada", advirtió el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

Alrededor de 850 000 personas –cerca de la mitad de la población del sur de Madagascar- se enfrentan al hambre y necesitan ayuda humanitaria urgente, según los últimos datos de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF). Estos datos indican que la seguridad alimentaria y nutricional podría empeorar aún más en los próximos meses, a menos que la acción humanitaria se amplíe rápidamente. En total, se calcula que alrededor de 1,4 millones de personas padecerán inseguridad alimentaria en 2016/17 en las tres regiones meridionales de la isla.

La FAO está adquiriendo esquejes de batata y yuca, así como diversas semillas tolerantes a la sequía para que los pequeños agricultores puedan plantar. También se distribuirán aperos agrícolas y se ofrecerá apoyo a las familias con ganado.

"Como comprobé recientemente en el sur de Madagascar, los agricultores se encuentran en una situación desesperada", explicó la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin. "Pero con una respuesta conjunta, nuestras dos organismos pueden comenzar a revertir esta situación, no sólo aportando socorro inmediato, sino dando a las comunidades los medios que necesitan para alimentarse a sí mismas".

Si bien el PMA y la FAO han conseguido fondos para ayudar a poner en marcha su programa conjunto de apoyo a la siembra, no pueden llegar a todas las familias afectadas por la sequía sin contar con más financiación. De los 22 millones de dólares EEUU necesarios, la FAO sólo ha recibido 4,5 millones. La operación de ayuda tras la sequía del PMA -que se prolonga hasta marzo de 2017-, se enfrenta a un déficit de 50 millones de dólares EEUU, del total de 82 millones necesarios.

La falta de lluvias suficientes provocó una notable reducción en la producción de maíz, yuca y arroz en el sur de la isla a principios de este año. Mientras, el alza de precios continúa mermando el poder adquisitivo de la población y la seguridad alimentaria de los más vulnerables. Muchas familias han adoptado estrategias de supervivencia, comiendo con menos frecuencia, consumiendo sus semillas y vendiendo animales, aperos agrícolas e incluso tierras. 
 

Respuesta de la FAO
La respuesta agrícola inmediata de la FAO está destinada a 850 000 personas (170 000 familias de pequeños campesinos) en los distritos más afectados. La asistencia combina la provisión de semillas de maduración rápida y tolerantes a la sequía y cultivos de raíces (yuca y batata).
Los agricultores recibirán también herramientas para reemplazar las que hubieran vendido durante la actual temporada de carestía prolongada. Al mismo tiempo, se prestará apoyo a la producción ganadera, con piensos complementarios e iniciativas de sanidad animal.
 

Respuesta del PMA
El PMA está intensificando sus operaciones en curso de ayuda alimentaria y de dinero en efectivo para llegar a casi un millón de personas vulnerables a finales de este mes. Al mismo tiempo, el PMA ha ampliado su programa de nutrición para prevenir y tratar la malnutrición entre más de 200 000 mujeres embarazadas, madres lactantes y niños menores de cinco años, mientras continúa ayudando a unos 230 000 escolares con comidas calientes diarias.

#                              #                                 #

La FAO

La FAO lidera los esfuerzos internacionales para acabar con el hambre. Ayuda a los países a modernizar y mejorar las prácticas agrícolas, forestales y pesqueras y a lograr una nutrición adecuada para todos. La FAO presta especial atención a las zonas rurales en desarrollo, donde vive el 70 por ciento de las personas pobres y que pasan hambre en el mundo. Para obtener más información acceda a www.fao.org o siga a la FAO en Twitter @FAOnews 

 

El PMA

El PMA es el mayor organismo humanitario que combate el hambre en el mundo, distribuyendo ayuda alimentaria en situaciones de emergencia y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, el PMA ayuda a unos 80 millones de personas en cerca de 80 países. Para más información, síganos en Twitter @wfp_media, @wfp_mena