Más alimentos para las familias afectadas por las lluvias en el Caribe nicaragüense

Publicado el 02 Agosto 2013
MANAGUA – El segundo cargamento de alimentos para socorrer a las familias afectadas por lluvias e inundaciones en la zona del Caribe nicaragüense fue despachado hoy desde Managua por el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) y el Gobierno de Nicaragua hacia 25 comunidades habitadas en su mayoría por indígenas miskitos en el municipio de Prinzapolka, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

“Los fenómenos naturales están afectando en gran medida a las familias más pobres y vulnerables. Lo que está ocurriendo en Prinzapolka es un ejemplo de ello. Estas familias no solo no tienen alimentos en estos momentos sino que perdieron sus cultivos por las inundaciones. Octubre y noviembre serán meses muy duros para ellos pues no cosecharán el maíz y el arroz que esperaban obtener. Es necesario tomar acciones para garantizar su alimentación en estos momentos de crisis”, afirmó el Representante del PMA en Nicaragua, Helmut W. Rauch.

El cargamento consiste en 75 toneladas métricas (1,673 quintales) de arroz, frijoles, maíz, aceite vegetal, cereal fortificado con micronutrientes y sal. Estos alimentos comprenden raciones para 30 días para 6,079 personas que habitan en las riberas de los ríos Prinzapolka y Bambana . Prinzapolka fue declarado en Alerta Roja por las autoridades nacionales debido a las inundaciones provocadas al desbordarse los ríos por intensas lluvias que están azotando esta zona del país.

De ésta manera el PMA responde a la solicitud del Gobierno de Nicaragua realizada través del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Emergencias (SINAPRED), para la atención de las familias afectadas por las inundaciones. SINAPRED también solicitó el apoyo del PMA para transportar junto a los alimentos ropa, botas, hamacas y artículos de higiene que el Gobierno está destinando a las familias de Prinzapolka.
El valor de esta segunda contribución del PMA con las comunidades caribeñas asciende a 90 mil dólares. El primer cargamento de alimentos fue destinado la semana pasada a las familias de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), también afectadas por las lluvias.

Transporte vía terrestre y acuático
El cargamento de alimentos realiza un recorrido de 380 kilómetros desde Managua hasta Alamikambang, cabecera municipal de Prinzapolka, por vía terrestre. Posteriormente serán cargados en botes para trasladarlos a las 25 comunidades –Tasba Pauni, Prinzubila, Walpa 2, Masmas Laya, Tuburus, Crucetas, Dos Amigos, entre otras—ubicadas a orillas de los ríos Prinzapolka y Bambana. Se estima que abarcar estas comunidades demanda un recorrido de unos 170 kilómetros por vía acuática.     

“Las comunidades de Prinzapolka están muy afectadas porque han sufrido dos inundaciones consecutivas, una en junio y otra en julio. Según las autoridades locales, casi todos los cultivos de maíz, arroz, yuca, bananos y plátanos fueron dañados por la crecida de los ríos. Muchas familias perdieron también sus pequeños canoas (cayucos) porque las fuertes corrientes las arrastran. Esto significa que todo su medio de vida está severamente afectado”, expresó Jorge Ariel Pineda, Jefe de la Oficina del PMA en la zona.

Prinzapolka está habitado en su gran mayoría por indígenas miskitos. En menor proporción se encuentran los mestizos y se estima que unos 500 habitantes pertenecen a la etnia mayagna. El 95% de la población del municipio es rural, concentrándose sus habitantes en  pequeñas comunidades que en su mayoría carecen de sistemas domiciliares de agua potable y electricidad. Sus medios de subsistencia son la agricultura y la pesca.