Arriba envío aéreo del PMA-ACNUR para refugiados sirios en Irak

Publicado el 29 Agosto 2013
ERBIL, Irak – Un vuelo alquilado llegó a Erbil portando artículos de ayuda urgente para el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y así asistir las necesidades de los refugiados de Siria que huyen de la violencia de este país y cruzan la frontera con el norte de Irak.

Más de 44,000 refugiados provenientes de Siria han cruzado hacia la región kurda en el Norte de Irak desde el 15 de agosto. La mayoría de ellos son mujeres y niños refugiados en campamentos o albergues colectivos, mientras que otros residen con sus familiares y amigos.

El vuelo alquilado por el PMA, el cual llegó el lunes desde Sharjah en los Emiratos Árabes Unidos, llevaba 340 tiendas de campaña para el ACNUR, como parte de una generosa contribución de los Estados Unidos, 42 toneladas métricas de galletas fortificadas y 15 toneladas métricas de barras nutritivas especiales donadas por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

“El éxodo continuo de personas huyendo de Siria a Irak en el último mes no tiene precedentes”, dijo Claire Bourgeois, la Representante del ACNUR en Irak. “Con el apoyo del gobierno de la región de Kurdistán, el ACNUR, el PMA y nuestros socios trabajamos contra reloj para poder satisfacer las necesidades de  decena de miles de personas que acaban de llegar”.

Un segundo vuelo está previsto que llegue desde Adana, en Turquía, a Erbil. Este vuelo portara 93 toneladas métricas de raciones de alimentos, lo cual es suficiente para alimentar hasta 185,000 personas por un mes. Alrededor de 25 camiones con 500 toneladas métricas de suministros de alimentos llegaron el lunes de Turquía para cubrir las necesidades urgentes de alimentos de los refugiados.

Las galletas de alto contenido energético y las barras especiales aportadas por USAID son una forma ideal de asistencia en la primera fase de emergencia ya que no requieren cocción, proporcionando una solución inmediata a las necesidades alimentarias y para prevenir la desnutrición.

La mayoría de los refugiados recién llegados han sido transferidos al campamento Kawergosk, cerca de Erbil, que ahora es el hogar de unos 15,000 refugiados. El gobernador de Erbil ha solicitado al ACNUR establecer un campo de refugiados permanente para dar cabida a la afluencia masiva.  En los últimos 12 días, los trabajadores humanitarios han convertido  a Kawergosk, una zona que  era  una llanura desolada, en un creciente campo de refugiados que debe  estar preparado para los fuertes inviernos del norte de Irak.

Las tiendas familiares de campaña del ACNUR se utilizarán en Kawergosk para albergar a más de 2,000 refugiados recién llegados quienes necesitan albergue. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha enviado hasta ahora más de 120 camiones de ayuda a los campamentos y los diferentes centros que acogen a los recién llegados, y más artículos de ayuda serán despachados de las reservas que el ACNUR tiene en Jordania.

El PMA ha distribuido más de 1,500 raciones familiares de alimento en los últimos días en el campamento de Kawergosk, lo cual es suficiente para alimentar más de 7,500 personas por un mes. La ración incluye arroz, azúcar, sal, harina de trigo, lentejas, y aceite vegetal.

“Nosotros estamos agradecidos por la generosidad de las autoridades locales del gobierno regional de Kurdistán, quienes les proporcionaron a los refugiados de Siria alimentos calientes durante los primeros días, cuando llegaron al norte de Irak”, dijo Ute Meir, el actual Director de País del PMA en Irak. “El PMA, en este momento, ha movilizado suficiente alimento para satisfacer las necesidades alimentarias más urgentes de los refugiados de Siria en los campamentos temporales en el norte de Irak”.

En otras partes de la gobernación de Erbil, el ACNUR está actualmente asistiendo un estimado de 3,000 personas, quienes están acampando temporalmente en el depósito de Baharka; alrededor de 2,600 sirios están temporalmente viviendo en escuelas y en diferentes edificios en Qushtapa. Un lugar transitorio en Basima acomodará  también alrededor de 4,000 personas quienes actualmente están viviendo en escuelas locales y mezquitas. En Sulemaniyeh, hay en este momento  alrededor de 900 personas viviendo en las tiendas de campaña del ACNUR en Arbat, mientras que más de 2,000 personas están viviendo en escuelas, mezquitas y una biblioteca.

Los refugiados de Siria han estado llegando al cruce fronterizo con Sahela, entrando a la región de Kurdistan en el norte de Irak en un ritmo promedio de más de 3,800 personas por día desde que la afluencia comenzó, con 13,500 personas que atravesaron Peshkhabour en un solo día, el 17 de agosto. Ellos primero cruzaron una tierra desolada de cuatro kilómetros, y los asistentes humanitarios aseguran que algunos niños la atravesaron descalzos. Entre las nuevas llegadas, hay personas provenientes de Qamishili, Derik, Aleppo, Kobany and Hassakeh.

Alrededor de 200,000 refugiados de Siria huyeron a Irak desde que el conflicto en Siria comenzó, con un 30 por ciento viviendo en diferentes campamentos como el de Domiz y 70 por ciento el cual vive en comunidades iraquíes.