Filipinas: PMA necesita USD 21 millones para víctimas del tifón Bopha

Publicado el 13 Diciembre 2012
El Programa Mundial de Alimentos (PMA) está solicitando 21.6 millones de dólares para proporcionar alimentos y asistencia nutricional, así como apoyo logístico, para 400,000 personas que han sido más afectadas por el tifón Bopha en las áreas más afectadas del valle de Compostela, Davao Oriental, la región Caraga y Lanao del Sur.

DAVAO CITY -La asistencia alimentaria del PMA, que transcurrirá hasta mayo de 2013, complementa las operaciones de ayuda inmediata y las de recuperación tempranas a través del suministro de alimentos en coordinación con la administración del Departamento del Desarrollo y Bienestar Social (DSWD) para garantizar una respuesta eficiente y coordinada para las necesidades alimenticias.

La asistencia del PMA incluirá la distribución de alimentos especiales para 80,000 niños en las áreas más afectadas y 60,000 mujeres embarazadas y lactantes. “Un año después que la tormenta tropical Washi golpeara el norte de Mindanao, el PMA está otra vez conmovido por el sufrimiento y la destrucción causada por el tifón Bopha. Nosotros estamos trabajando duro en conjunto al gobierno para asegurar una respuesta efectiva y coordinada para la alimentación y otras prioridades humanitarias necesarias”, dijo el Representante del PMA en las Filipinas, Stephan Anderson.

El DSWD ha solicitado la ayuda del PMA en preparar dos centros de actividades en Davao Oriental y en la región de Caraga para acelerar la entrega de asistencia humanitaria para las comunidades afectadas por el tifón Bopha.

Empezando el lunes, 10 de diciembre, PMA entregó arroz y galletas fortificadas para 142,500 personas y alimentos complementarios para 26,000 niños. Treinta y ocho camiones han también sido despachados para ayudar al gobierno local con la entrega de ayuda. En los próximos días, el PMA realizará evaluaciones para proveer al gobierno con informaciones detalladas sobre las necesidades de alimentos de las comunidades afectadas.

Más de 5,4 millones de personas han sido afectadas desde que el Tifón Bopha azotó las Filipinas en el 4 de diciembre. Cerca de 64,000 casas han sido dañadas y 370,000 personas han sido forzadas a dejar sus hogares. Se ha confirmado la muerte de personas y 780 personas todavía siguen desaparecidas.