Equipo femenino escala a la cima más alta de África con la ayuda del PMA

Publicado el 27 Febrero 2013

Este es el equipo de mujeres que emprenderá este nuevo reto en el Monte Kilimanjaro. (Copyright: WFP/library)

Han conquistado la montaña más alto del mundo. Han subido los cimas más altas de Europa y Australia. Ahora, siete mujeres nepalí- miembros del más exitoso equipo femenino en escalar el Monte Everest- se unirán tres mujeres africanas para escalar el Monte Kilimanjaro en Tanzania.

DAR ES SALAAM –Su intento en el Kilimanjaro (5,895 metros) comenzará en el pueblo Moshi al norte de Tanzania este miércoles, 27 de febrero. El ascenso recibe apoyo del Ministerio de Recursos Naturales y Turismo de Tanzania, los Parques Nacionales de Tanzania y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas. Este esfuerzo se lleva a cabo en asociación con Child Reach International, una ONG con sede en Moshi que trabaja con las comunidades para mejorar el acceso a la educación y la salud para los niños.

“En África y Asia, las mujeres jóvenes y las niñas enfrentan obstáculos para educarse - el matrimonio infantil y el embarazo, las labores domésticas, la falta de dinero para pagar la escuela y la preferencia en enviar a los niños a la escuela en lugar de las niñas”, señala el Representante del PMA, Richard Regan. “Todas las integrantes del equipo tuvieron que escalar sus propias montañas, superar los desafíos de asistir a la escuela y de llegar a donde hoy se encuentran. Esperamos que su determinación sea un ejemplo para los jóvenes en todas partes”, agregó.

Una de las siete escaladoras nepalíes, Nimdoma Sherpa, recibió la alimentación escolar del PMA antes de convertirse, a la edad de 16 en 2008, en la escaladora más joven de la historia en subir el Everest –un récord que mantuvo hasta el año pasado.

“Al principio, mis padres me enviaron a la escuela sólo para recibir los alimentos”, dijo Nimdoma. “Mientras estuve allí, me animaron a concentrarme en mis estudios y eso me abrió muchas puertas. Aprendí que la educación y el trabajo duro te llevan a distintos lugares y estoy emocionada de continuar mi viaje para escalar el Monte Kilimanjaro”.

Una de las escaladoras nepalíes huyó de casa a los 14 años para escapar de un matrimonio forzado y otra era trabajadora doméstica en su adolescencia. Entre las escaladoras africanas está Ashura Kayupayupa, una activista juvenil contra los matrimonios infantiles, y la maestra Anna Philipo Indaya de Hadzabe, un casi extinto pueblo de cazadores-recolectores del centro-norte de Tanzania.

A ellas se unirá la Embajadora Nacional contra el Hambre del PMA, Hlubi Mboya, una de las actrices de televisión más populares en el sur de África.

“Al permanecer en la escuela y recibir una educación, las niñas pueden crecer para llevar una vida plena y realmente contribuir a sus familias y comunidades”, dijo Hlubi Mboya. “Proporcionándoles una comida diaria en la escuela les ayuda a crecer fuertes y concentrarse en sus estudios. Me gusta pensar que cada paso que damos para llegar a la cima del Kili acercará a las niñas en África un poco más a desarrollar su potencial”.

Las escaladoras tomarán la ruta Machame hasta Kili y, si todo sale según lo planeado, llegarán a la cumbre el 4 de marzo. Una ceremonia de bienvenida, prevista en Moshi el 5 de marzo, será seguida por un conferencia de prensa en Dar es Salaam el 7 de marzo. Las escaladoras grabarán en video un mensaje especial en Mt. Kilimanjaro para el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. También, visitarán escuelas en Dar es Salaam y Arusha para contar sus historias y destacar la importancia de la educar a las niñas.