Cupones de ayuda en Palestina, más que comida

Publicado el 01 Febrero 2017

© WFP/ Eyad al Baba

En Palestina, muchas familias no pueden comprar alimentos saludables debido a sus altos precios.

 

Para ayudar a las familias a pagar los alimentos que necesitan, el PMA proporciona a las familias cupones que pueden intercambiar por una variedad de alimentos básicos en las tiendas participantes del PMA. Esto incluye productos frescos y productos lácteos. En 2009, el PMA utilizó el sistema de cupones por primera vez en el Oriente Medio en Palestina. Desde entonces, se han utilizado cupones en varios países de la región, proporcionando asistencia alimentaria a cientos de miles de personas y estimulando las economías locales al mismo tiempo.

Samar, de 27 años, vive con su esposo y sus cuatro hijos en un pequeño y básico apartamento en el barrio al-Tufah de Gaza. El conflicto del 2014 empeoró una situación ya difícil en la franja empobrecida y la familia de Samar, al igual que muchas otras familias, habían tratado de llegar a fin de mes mucho antes de que comenzara el conflicto. Su marido ha estado en paro desde el inicio del bloqueo en 2007, no es inusual en Gaza, ya que tiene una tasa de desempleo superior al 41 por ciento.

En camino de regreso de la tienda local donde Samar ha utilizado su e-card para hacer algunas compras de comida, recuerda cómo ella nunca salió de la casa para cualquier otra cosa que las tareas domésticas.

El PMA utiliza la ayuda de cupones para promover una dieta saludable y más equilibrada. Para aumentar el impacto de los cupones sobre la diversidad alimentaria, las madres como Samar asisten a sesiones de sensibilización nutricional organizadas por el PMA.

"Había tratado de convencer a mi esposo durante años que necesitaba salir de la casa para algo que no fuera recados familiares", dijo Samar. "Cuando asistí a las sesiones del PMA, fue la primera vez que pude separarme de mi rutina diaria y conocer gente nueva con intereses similares".

Samar dice que los seis meses de sesiones de nutrición le enseñaron sobre dietas saludables, cocinar, comprar ingredientes saludables usando los cupones e incluso cuidar a los niños.

"Aprendí a hacer los platos tradicionales más saludables con sólo unos simples cambios. Cuando llegué a casa de las sesiones y compartí lo que aprendí, me sentí orgullosa de mí misma", dijo ella.

El PMA proporciona a las familias el 60 por ciento de sus necesidades calóricas diarias. Cada mes, el PMA brinda  asistencia a más de 180.000 personas a través de cupones  electrónicos.