Las Agencias de la ONU Alertan de que el Mundo Debe Actuar Ahora para Salvar Vidas en Somalia

Publicado el 17 Febrero 2017

La sequía se ha extendido por toda Somalia, amenazando a una población ya frágil golpeada por décadas de conflicto. Se prevé que 944.000 niños sufrirán de malnutrición aguda este año. Foto © Kabir Dhanji

MOGADISCIO – A causa de la sequía que asola Somalia, UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP por sus siglas en inglés) alertan de que la única solución para que el país evite una nueva catástrofe es un aumento masivo e inmediato de la asistencia humanitaria.

La sequía que padecieron las regiones del norte en el último año se extiende ahora a toda Somalia, amenazando a una población ya de por sí muy vulnerable, afectada durante décadas por el conflicto. Casi la mitad de los somalíes (6,2 millones de personas), se encuentran en situación de inseguridad alimentaria grave o necesitan apoyo para subsistir. Este año, se estima que 944.000 niños sufrirán de malnutrición aguda, incluidos 185.000 que se encontrarán en situación de malnutrición grave y con necesidad urgente de apoyo para la supervivencia. Es muy probable que este número de niños en situación de malnutrición grave se incremente en un 50% hasta llegar a los 270.000 en los próximos meses.

Los representantes de UNICEF y WFP han visitado esta semana algunas de las áreas más afectadas en Puntlandia, una región del norte, donde ambas agencias están proporcionando asistencia a los más vulnerables.

“A muchísimos somalíes ya no les quedan recursos y están viviendo al día”, dijo Steven Lauwerier, Representante de UNICEF en Somalia. “Tenemos una pequeña oportunidad de evitar esta catástrofe inminente y salvar las vidas de los niños y estamos dispuestos a trabajar con todos los socios y partes interesadas para conseguirlo”.

La actual sequía y otros fenómenos han dejado a las comunidades con pocos o ningún recurso del que depender. Pueblos enteros han perdido sus cosechas o han visto morir a su ganado. Los precios del agua y de los alimentos locales han aumentado radicalmente y miles de personas se trasladan en busca de estos recursos. La sequía también ha tenido como consecuencia un aumento en enfermedades transmitidas por el agua con más de 4.000 casos de diarrea aguda y cólera este año.

“La asistencia humanitaria ha salvado vidas en el área del norte afectada por la sequía en el último año, pero, a medida que la crisis se extiende, no hay tiempo que perder”, dijo Laurent Bukera, Director de País de WFP. “Junto con UNICEF y otros socios, estamos avanzando todo lo posible para llegar a muchas personas a través de nuestro apoyo para la supervivencia y desarrollando todas las opciones que tenemos, incluidas las transferencias de efectivo, el apoyo nutricional especializado y el transporte aéreo de bienes de socorro”.

Las agencias indican que los accesos humanitarios siguen siendo preocupantemente limitados en algunas áreas del sur afectadas por la sequía, pero que WFP y UNICEF están fortaleciendo sus esfuerzos conjuntos para aumentar la respuesta en áreas que son accesibles, donde millones de vidas están en riesgo. Las agencias están respondiendo de manera conjunta a la sequía proporcionando cupones canjeables por alimentos y agua, así como asistencia nutricional, a cientos de miles de personas en las áreas más afectadas de Somalia. Se están movilizando recursos adicionales y esta respuesta conjunta continuará expandiéndose a las regiones más vulnerables.

Donantes internacionales de Europa, Asia, Norteamérica y el sistema de la ONU están financiando de manera generosa servicios para salvar vidas como nutrición, seguridad alimentaria, salud, educación, agua y saneamiento.

Con las crecientes necesidades, UNICEF y WFP requieren más de 450 millones de dólares estadounidenses para poder proporcionar asistencia urgente en los próximos meses.

 

#                              #                                 #

 

Sobre UNICEF

UNICEF trabaja en Somalia desde 1972, cuando abrió su primera oficina en Mogadiscio. Hoy en día, UNICEF dispone de varias oficinas en el país, incluidas Mogadiscio, Baidoa, Garowe y Hargeisa. Junto con más de 100 ONG nacionales e internacionales y organizaciones comunitarias, UNICEF proporciona servicios de salud, nutrición, agua, saneamiento e higiene (WASH por sus siglas en inglés); educación y protección infantil. Además, responde a emergencias y apoya la consolidación de la paz y el desarrollo. Para más información, visite www.unicef.org/somalia.

Sobre WFP

WFP es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, WFP brinda asistencia a unos 80 millones de personas en 80 países. WFP lanzó su primera operación en Somalia en 1967, y este año tiene el objetivo de asistir a 4,2 millones de personas en el país. Además de la asistencia alimentaria urgente, los programas de WFP fomentan la resiliencia de los somalíes vulnerables contra los impactos periódicos como sequías e inundaciones. Este trabajo incluye la construcción de depósitos de agua y carreteras, el fortalecimiento de sistemas de redes de seguridad como programas de nutrición y de comidas escolares, y la construcción de alianzas para conectar a los pequeños agricultores con los mercados.

Visite:

www.wfp.org/es

 http://www.facebook.com/ProgramaMundialdeAlimentos

 http://twitter.com/wfp_es

Si desea más información, por favor contacte con (correo electrónico: nombre.apellido@wfp.org):

Lourdes Melendo, WFP/Madrid, Tel. +34 672 068 169

UNICEF:

Susannah Price, UNICEF: +254 722 719 867, sprice@unicef.org

Tsedeye Girma, UNICEF: +254 719 193 210 tgirma@unicef.org