Haití: ayudar a la población rural es una prioridad 3 años después del terremoto

Publicado el 11 Enero 2013

En 2012, una sequía prolongada, una tormenta tropical y un huracán produjeron graves pérdidas en las cosechas que afectaron a los haitianos, como a esta mujer que lleva una ración del PMA en la localidad de Arcahaie. (Copyright: WFP/Elio Rujano)

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) advirtió que aunque ha habido progresos tras el terrible terremoto que sacudió a Haití hace tres años, los haitianos enfrentan nuevos desafíos en materia de seguridad alimentaria debido al impacto de la sequía, la tormenta tropical Isaac y el huracán Sandy.

PUERTO PRÍNCIPE –La Representante del PMA, Myrta Kaulard, aseguró que esta organización sigue trabajando con los sobrevivientes del terremoto y aunque las capacidades nacionales se han fortalecido tres años después, muchos haitianos siguen luchando para poner los alimentos en la mesa.

“Las pérdidas sufridas en las cosechas han reducido drásticamente el acceso a los alimentos y a las oportunidades de ingreso para la población rural y algunos hogares en las áreas más afectadas no tienen reservas de alimentos disponibles. Como consecuencia, la inseguridad alimentaria está aumentando”, dijo Kaulard.

Una estudio reciente reveló que 119 municipalidades rurales, de un total de 140, han sido severamente afectadas por la sequía, la tormenta tropical Issac y el huracán Sandy. Más de 1,5 millones de personas están viviendo en inseguridad alimentaria severa en Haití, especialmente en las áreas rurales, y más del doble de esta cifra se encuentran en inseguridad alimentaria moderada.

“Necesitamos recursos adicionales para ayudar a los agricultores a prepararse para la siguiente temporada de siembra que comienza en mayo”, dijo Kaulard. “Si no actuamos ahora nos arriesgamos a perder todos los logros alcanzados que hemos visto en Haití en los últimos tres años,” agregó.

En respuesta a la actual crisis alimentaria, el Ministerio de Agricultura de Haití ha planeado medidas para apoyar a los agricultores a rehabilitar sus tierras e infraestructura de riego, que incluyen mejor acceso a semillas y fertilizantes. Para apoyar este plan, el PMA ha desarrollado una serie de proyectos que involucran hasta 225,000 beneficiarios a través de una combinación de rehabilitación agrícola y protección de cuencas proporcionando empleo, ingreso y mejor seguridad alimentaria.

El PMA también se encuentra muy preocupado por la situación nutricional de mujeres embarazadas y lactantes, y niños menores de cinco años en áreas rurales por la de aquellos que aún viven en campamentos tras el terremoto.

El PMA necesita de manera urgente US$18 millones para continuar con sus proyectos en Haití destinados a ayudar a reforzar la capacidad de resiliencia, proveer apoyo económico esencial y combatir la desnutrición.

Durante los últimos tres años, el trabajo del PMA en Haití ha incluido estrategias multidimensionales enfocadas en apoyar al Gobierno de Haití a encontrar soluciones a largo plazo para el hambre y la desnutrición en el país, con el propósito de incrementar la seguridad alimentaria y fortalecer la capacidad de resiliencia al proporcionar redes de protección nutricionales para los más vulnerables y apoyar los mercados locales a lo largo del país. Trabajando con el gobierno, las autoridades locales, la ONU y ONGs, el PMA está implementando programas para proveer asistencia alimentaria a 1,7 millones de haitianos.