El PMA apela por acceso y recursos para evitar una hambruna en Yemen

Publicado el 14 Marzo 2017

Copyright: WFP/Marco Frattini

ADEN/SANA’A – La Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA), Ertharin Cousin, quien ha estado visitando Yemen, instó a la comunidad internacional a ayudar a prevenir la hambruna proporcionando recursos para satisfacer las necesidades inmediatas de los que están sufriendo de inseguridad alimentaria severa.

Cousin también pidió a las partes en conflicto y a las autoridades acceso para ayudar a las personas que padecen de hambre y que morirán si no reciben asistencia alimentaria y nutricional.

“Los trabajadores humanitarios y de socorro están haciendo la diferencia en Yemen, ya que han impedido que el país haya caído en hambruna hasta ahora”, dijo Cousin. “El desafío está en que hay áreas que son inaccesibles donde las personas sufren de inseguridad alimentaria severa. Estos son los lugares donde existe un riesgo serio de que personas mueran de hambre”.

Cousin, quién fue a Aden y Sana’a en un viaje de tres días, visitó centros de nutrición, instituciones de salud y de distribución de alimentos, en donde se encontró con familias que luchan por alimentar a sus hijos.

Yemen, Somalia y el noreste de Nigeria están al borde de la hambruna. El mes pasado se declaró que el hambre afectaba a las partes de Unity State en Sudán del Sur.

Cousin describió la situación en Yemen como desgarradora.

“Los números nos cuentan la historia, con más de 17 millones de personas que sufren de seguridad alimentaria y aproximadamente 7 millones de personas sufriendo de inseguridad alimentaria severa”, dijo Cousin. “Es una carrera contra el tiempo, y si no aumentamos la ayuda para alcanzar a aquellos afectados severamente, observaremos condiciones de hambruna en algunas de las áreas más golpeadas e inaccesibles, lo cual significa que esas personas morirán”.

A pesar de los considerables retos de acceso, el PMA ha alcanzado una cifra récord de 4,9 millones de personas sufriendo de inseguridad alimentaria en Yemen en el mes de febrero. Debido a una financiación inadecuada, el PMA redujo la ración de alimentos para ampliar la asistencia a más personas.

Se han establecido planes para alcanzar a las más de 7 millones de personas que no pueden sobrevivir sin asistencia alimentaria externa, pero se necesitan recursos urgentes – y acceso por mar y tierra— para llegar a estas personas.

Una de las mujeres que recibe cupones de alimentos del PMA le dijo a Cousin durante su visita a un centro de distribución de alimentos: “Ahora sobrevivimos solo con el cupón del PMA y si no lo recibimos entonces no tenemos nada que poner sobre nuestras mesas y moriremos de hambre”. La mujer vive con su padre, que anteriormente había recibido asistencia monetaria como parte de los programas de seguridad social del gobierno, aunque este apoyo se detuvo desde septiembre pasado.

Como el país más pobre de la región, Yemen ha sufrido por décadas de inseguridad alimentaria crónica y la situación se ha deteriorado rápidamente en los últimos dos años debido al conflicto en curso.

“La causa fundamental de la situación en Yemen es un conflicto que debe terminar. No podemos abordar eficientemente los riesgos de seguridad alimentaria en el país sin paz y seguridad”, agregó Cousin. “Necesitamos paz en Yemen.”

El PMA solicitó US$950 millones para apoyar a más de 7 millones de personas en Yemen este año. De estos, el PMA necesita urgentemente US$460 millones desde marzo hasta agosto para cubrir plenamente las necesidades alimentarias de las personas que se espera poder alcanzar.