Nicaragua: Palmeras de dátiles en Jalapa

Publicado el 08 Mayo 2014

Los dátiles forman parte de la merienda escolar en Nicaragua. Copyright: WFP/Sabrina Quezada

Jalapa es uno de los mayores productores de granos básicos del país. Xilomen, la Diosa del Maíz recibe a los visitantes desde el parque central de la ciudad, ubicada a unos 70 kilómetros al NorEste de Ocotal, en Nueva Segovia.

Estas hermosas tierras altamente productivas nada tienen que ver con el paisaje desértico donde florecen las palmeras Phoenix dactylifera, productora de los dulces y nutritivos dátiles, uno de los principales alimentos de países del Oriente Medio, como Arabia Saudita, Irán, Egipto e Irak. ¡Pero en Jalapa ya tenemos palmeras datileras! 

Alejandro Aguirre, de 41 años sostiene en sus manos dos palmeritas nacidas de las semillas de dátiles que sembró en septiembre del año pasado, después que en la Feria del Maíz conoció y probó los dátiles que se degustaban en el stand del PMA. 

“Me gustó el sabor dulce de los dátiles. En el stand del PMA me dijeron que las semillas se podían sembrar. Así que llegué a mi casa y en una llanta donde tenía tierra muy fértil sembré las semillas de los tres dátiles que me comí”, afirma Aguirre, quien es Gerente de la Cooperativa Asociación de Campesinos para el Desarrollo Integral Sostenible (ACADIS).  

Ocho días después germinaron las palmeras datileras. Desde entonces Aguirre las cuida con esmero, usando abono orgánico para fortalecerlas. “Me asusté cuando vi las palmeritas pues sé que son de Arabia Saudita, donde hay un clima diferente”, asegura Aguirre. 

Planea sembrarlas en el terreno donde construirá la casa para su familia en un futuro muy cercano. “Allí voy a sembrarlas definitivamente”, asegura. Su sueño es que las palmeras continúen creciendo para comer dátiles de su propia producción. 

Puntos a destacar
  • Nicaragua recibió en 2013 una contribución de 136 toneladas métricas de dátiles otorgada por el Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas, el Rey de Arabia Saudita, Su Majestad Abdullah Bin Abdul Aziz Al Saud.  Los dátiles fueron destinados a los estudiantes de preescolar y primaria del Programa de Alimentación Escolar, del Ministerio de Educación.
  • Los dátiles son secados al sol en la propia palmera y luego se recolectan. Se comen naturales, maduros o secos en su propio azúcar. Los niños nicaragüenses que comieron los dátiles dijeron que su sabor es parecido al “almíbar”.