Plan de Riego en Zimbabue hace que los cultivos prosperen y abunden los alimentos

Publicado el 22 Marzo 2013

Con el nuevo sistema de riego, la comunidad de Manunure ahora puede producir diferentis tipos de siembras para alimentar a sus familias. Foto: WFP/Victoria Cavanagh

Con el enfoque de crear activos productivos, el PMA utiliza alimentos o dinero en efectivo para incentivar a que la gente trabaje en proyectos comunitarios que les ayuden a salir de la pobreza y que sus familias obtengan una seguridad alimentaria.

Las sequías recurrentes y las temporadas de sequías hacen que la vida diaria sea una lucha para los habitantes de Mutasa, una comunidad a 70 kms de la ciudad Mutare al este de Zimbabue. La producción agrícola es baja, y junto con un desempleo estimado en más de un 60%, las oportunidades de empleo son escasas.

La comunidad local de Manunure trató de construir un sistema de riego con las fuentes de agua de las montañas cercanas, pero los tanques y las tuberías de agua mal construidas tenían escapes. A pesar de utilizar piedras para bloquear el agua, su estanque fue arrasado y los cultivos fallaron.

En 2011, el Plan de Riego de Mutasa Manunure se unió al Programa de Bienes por Alimentos del PMA. A los miembros de la comunidad se les entregó comida a cambio de su trabajo en el sistema de riego. Profesionales fueron contratados para construir los tanques de presión, mientras que los 57 miembros del grupo asistieron llevando arena y ladrillos para el nuevo estanque.  

"El grupo podía enfocarse y trabajar con mayor dedicación, ya que no tenía necesidad de buscar que comer", dice Tito Mafemba, administrador de la ayuda alimentaria de Plan Internacional, socio del PMA. "De lo contrario, la gente habría pasado varias horas al día tratando de buscar comida de otras maneras."

Al terminar la primera fase en abril de 2012, el grupo comenzó a cultivar una gran variedad de cultivos, que anteriormente había sido imposible debido a la falta de agua. El nuevo sistema de riego significa que ya la sequía no les afecta.

"Debido al suministro de agua estable y la capacitación, los agricultores tienen asegurado un mínimo de tres cosechas por año en el mismo pedazo de tierra", dice Mafemba.

El Secretario del Grupo Nhamo Mhasho dice que antes de 2010, la dieta de su familia constaba de sadza (alimento a base de maíz cocido) y verduras de hoja verde. Sin embargo, en estos días, ellos se han dado gusto comiendo zanahorias, pepino, repollo y hasta carne o pescado.

"Antes, yo mataba una gallina cada tres a seis meses para mi familia, pero ahora puedo comprar carne o pescado una vez a la semana", explica. "También puedo cubrir con los gastos al llevar a mis hijos a los centros de salud cuando están enfermos. Yo solía confiar en los tratamientos de las ancianas, pero ahora puedo comprar medicamentos apropiados. "

El jefe de la Sub-Oficina de Mutare, Oliver Manyereyere, dice que en comparación, los agricultores vecinos que no están dentro del Plan de Riego tuvieron cosechas mucho mas bajas este año.

"La desnutrición en esta zona es más alta que en el resto del país, principalmente debido a la falta de una dieta equilibrada", explica. "Este grupo ha logrado cosechar regularmente una variedad de cultivos que no sólo contribuyen a sus medios de vida, sino también a la lucha contra la desnutrición en su comunidad."

De cara al futuro, el grupo quiere construir un cuarto frío para almacenar sus productos y una bodega comercial para venderles a mayoristas, comerciantes y supermercados.