Mujeres refugiadas: 3 historias sobre el impacto de la asistencia alimentaria

Publicado el 19 Junio 2013

En 2012 el PMA asistió a casi 10 millones de refugiados y personas que fueron forzadas a huir dentro de las fronteras de su propio país (PDI - Personas Desplazadas Internamente). Para ello, el PMA trabaja en estrecha colaboración con su agencia hermana ACNUR. (Foto:PMA/ Rose Ogola)


 

El Día Mundial del Refugiado se celebra el 20 de junio para poner en relieve a los millones de refugiados en todo el mundo que necesitan asistencia humanitaria, mientras esperan poder regresar a casa. La asistencia alimentaria del PMA - ya sea mediante cupones de alimentos o raciones de alimentos- es una parte clave de la ayuda humanitaria en general que reciben estas familias.

ROMA - El año pasado el PMA le proporcionó asistencia alimentaria a casi 10 millones de personas que se vieron obligadas a abandonar sus hogares y buscar refugio en otro país o en otra parte de su propio país. Muchas de estas personas eran mujeres, que durante mucho tiempo tuvieron que asegurarse de que sus hijos tuvieran comida, seguridad y refugio.

A continuación, tres mujeres refugiadas que tienen una historia que contar:

 

Día Mundial de los Refugiados

En el Día Mundial del Refugiado, hay que recordar las necesidades de los desplazados en todas partes, dice la Directora Ejecutiva del PMA Ertharin Cousin. Lea su mensaje.

Refugiados que reciben asistencia del PMA

En 2012, el PMA proporcionó asistencia alimentaria a:

  • Refugiados: 2,4 millones
  • Desplazados: 4,5 millones
  • Repatriados: 0,7 millones
El PMA trabaja en estrecha colaboración con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados para proporcionar raciones de emergencia a los recién llegados y asistencia alimentaria a largo plazo una vez que los refugiados están registrados oficialmente.

El PMA también trabaja con la Organización Internacional para las Migraciones y gobiernos para asistir a los "repatriados" con paquetes de reintegración para ayudarlos a recuperar sus vidas cuando por fin regresen a casa.
 

 

Um Raed

Refugiados sirios en Jordania

Um Raed se unió a una oleada de refugiados que abandonaron Siria a finales del 2012 debido a los devastadores conflictos. Ella y su familia enfrentaron el invierno en el campamento de Zaatari en Jordania, donde la vida fue dura, pero las raciones del PMA ayudaron a que todas estas personas siguieran adelante durante aquellos meses tan fríos.

 

Carmen

Refugiados colombianos en Ecuador

Carmen y su familia huyeron de Colombia hace nueve meses para escapar de la violencia. Ahora viven en una ciudad fronteriza de Ecuador donde tratan de ganarse la vida mediante la venta de jugo de coco en la calle. Los cupones de alimentos del PMA están aliviando algo de la presión económica que cargan.Lea la historia y vea sus fotos.

 

Umjima Yacob

Los refugiados sudaneses en Sudán del Sur

Umjima y sus hijos abandonaron su pueblo el año pasado cuando las bombas empezaron a caer. Ahora viven en un campamento en Sudán del Sur, donde reciben raciones de alimentos del PMA. Sus hijos más pequeños también recibieron productos alimenticios especiales para protegerse de la desnutrición. Conoce la vida de Umjima en fotos.