Guatemala: "Comeremos poco para que nos alcance"

Publicado el 29 Enero 2013

Glenda Ortega Godoy y su esposo Aber Corado Muñoz conversan con Lida Escobar del PMA (de espaldas) poco después de recibir su ración de alimentos.

En esta nota, la monitora de campo, Lida Escobar, describe la situación de la familia de agricultores Corado-Ortega, quienes siguen sientiendo los efectos de la severa sequía del 2012 en su alimentación.

ADELANTO --Glenda Ortega Godoy, madre de cinco hijos, y su esposo Aber Corado Muñoz se dedican a las actividades agrícolas, sembrando maíz y frijol para su propio consumo.

Glenda y su familia viven en el Municipio del Adelanto en el departamento de Jutiapa, uno de los municipios más afectados del Corredor Seco por la sequía prolongada que ha afectado el país desde mediados del 2012. "El año pasado la milpa estaba creciendo bien, pero al final la cosecha fue muy mala porque la sequía lo dañó todo”, explica Glenda.

Esta familia, como muchas en Guatemala, necesita alquilar una parcela para poder sembrar y alimentar a sus hijos ya que no cuentan con tierra propia. “Lo poco que cosechamos solo nos sirvió para pagar el alquiler de la tierra, pero no pudimos pagar los insumos que se necesitaban para el cultivo. Regularmente cosechamos 18 quintales de maíz y cuatro quintales de frijol, pero este año solo sacamos tres quintales de maíz y 50 libras de frijol”, agrega.

“La ayuda que estamos recibiendo es una bendición que nos han enviado, porque ahora es muy difícil conseguir trabajo y con este alimento podemos darles de comer a nuestros hijos. Vamos a comer poco para que nos alcance para más días”, dice Glenda.

De acuerdo con los datos preliminares de la Evaluación de Seguridad Alimentaria en Emergencia (Nov 2012) – EFSA, el 55% de los cultivos de maíz han sido afectados. El 73% de las familias afectadas no cuenta con los recursos suficientes para cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

El PMA está brindando asistencia alimentaria a más de 19,000 familias afectadas por la sequía (canícula) prolongada en siete departamentos del país desde el pasado mes de septiembre. Las raciones incluyen maíz, frijol, aceite vegetal y Súper Cereal (harina fortificada).

 

La sequía o canícula del 2012

La canícula prolongada del 2012 ha afectado seriamente los departamentos de El Progreso, Zacapa, Jutiapa, Jalapa, Chiquimula, Santa Rosa, Baja Verapaz, Quiché, Sololá, Totonicapán y Huehuetenango.
Esta área está en gran medida poblada por pequeños propietarios y agricultores de subsistencia, así como jornaleros asalariados, que han visto su principal medio de subsistencia severamente afectado por las pérdidas en sus cultivos.
A través de la distribución  de alimentos y en coordinación con el Gobierno, el PMA ha contribuido a la recuperación de las poblaciones a nivel de los hogares, con el fin de asegurar que las familias cuenten con una reserva de alimentos hasta principios de 2013. Sin embargo, el riesgo de caer en la inseguridad alimentaria persiste hasta octubre del 2013, cuando la temporada de la próxima cosecha se lleva a cabo.
Con el fin de asegurar que una crisis similar no se repita en el 2013, el apoyo al fortalecimiento de las mejores prácticas agrícolas a través de un Programa de Alimentos por Activos, que se ejecutará durante el próximo ciclo, es crucial.

 

 

ACERCA DEL AUTOR

Lida Escobar

Monitora de Campo

Lida, de nacionalidad guatemalteca, es ingeniera agrónoma de profesión y ha laborado con el PMA durante 12 años en los cuales ha apoyado a la organización en su asistencia a las poblaciones más vulnerables de Guatemala.