La feria de variedades: un espacio novedoso para la capacitación en Cuba

Publicado el 21 Septiembre 2016

Yuney Genoris Perdomo, productor de la provincia de Matanzas. Foto: WFP/Cristina Benvenuti

LA HABANA – El Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Cuba lanzó las ferias de variedades de frijol dirigidas a productores para experimentar diferentes tipos de frijol y evaluar su rendimiento y propiedades en función de las condiciones de cada territorio. Esta iniciativa hace parte del trabajo desarrollado por el PMA en Cuba para fortalecer la cadena de valor del frijol y garantizar un apoyo más estable y sostenible a las redes de protección social. 

La feria de variedades representa una de las acciones de capacitación más novedosas en el marco del Programa de País del PMA para Cuba. Yuney Genoris Perdomo, un productor de la provincia de Matanzas en el centro del país, cuenta como esta actividad le ayudó a mejorar sus capacidades

“El PMA realizó dos ferias de variedades utilizando el terreno de mi finca como laboratorio, una en 2014 y otra en 2015 (ambas en periodos de cosecha, noviembre-diciembre).

Tengo toda una vida cultivando frijoles, desde que trabajaba la tierra con mi abuelo, pero siempre habíamos producido las mismas variedades, guardando y multiplicando nuestras propias semillas. Sin embargo, el frijol que obteníamos no era de calidad, lo guardábamos en condiciones precarias y sufría muchos ataques de parte de varios insectos. Entonces los rendimientos eran bajos. Esto le pasaba también a los otros productores de la zona.

Gracias a la experiencia de la Feria de Variedades organizada por el PMA, cambiaron muchas cosas en nuestra producción. Primero, tengo más conocimientos sobre las diferentes variedades de frijoles existentes en el país y pude ver cuáles eran las más adaptas para mi tipo de suelo, porque no todos los terrenos son iguales.

Uno de los cambios fundamentales fue comprar semillas certificadas directamente de la empresa de semillas. Aprendí y pude experimentar como el hecho de utilizar una semilla de calidad, guardada en frigoríficos y tratada hace la diferencia. Con este tratamiento, hoy la semilla que usamos queda protegida de las plagas por 30 días. Ahora solo compro semillas certificadas. Otra enseñanza clave fue el uso correcto de los marcos de siembra. Antes, yo sembraba con un ancho entre surcos de 45cm, mientras que hoy siembro a casi el doble de la distancia. De esta forma, obtengo la densidad de plantas necesaria para las variedades que cultivo.

Hoy, en mis 27 hectáreas, cultivo las especies “Buenaventura” y “Delicia roja 364”, y logré incrementar mis rendimientos de un 70%: antes, llegar a un rendimiento de una tonelada por hectárea era algo extraordinario. En el último año y medio, pude alcanzar un rendimiento de hasta 1.7 toneladas. Este frijol de calidad será vendido a las redes de protección social para alimentar a nuestra población".

                                                                #                              #                                 #

El PMA es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, el PMA brinda asistencia a unos 80 millones de personas en 80 países. 

Visite: 
www.wfp.org/es
http://www.facebook.com/ProgramaMundialdeAlimentos
http://twitter.com/wfp_es