Ecuador: el PMA, UNICEF y ONU Mujeres se unen contra la violencia de género

Publicado el 05 Diciembre 2012

Logo de Campaña

En el marco de la iniciativa del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres”, ONU Mujeres, UNICEF y PMA han emprendido una campaña en Ecuador para mostrar al público que la violencia de género no es natural ni aceptable, aunque muchos en el país la consideren como parte del paisaje.

QUITO - Eventos y cadenas radiales organizados en cinco ciudades mostrarán los tipos de violencia que sufren las mujeres y las formas de reconocerla tempranamente para poder actuar a tiempo en su contra. Los actos se realizan en Ibarra, Lago Agrio, Loja, Esmeraldas (10 de diciembre) y Quito (12 de diciembre).
 
Un montaje escénico alternativo permite a los públicos de las cinco ciudades tener un acercamiento directo y consciente de los lugares que ocupa la violencia en la vida cotidiana. Algunos de los recursos utilizados en la exhibición interactiva que recorre el país son cabinas unipersonales de consulta sobre qué hacer y dónde denunciar. Hay también juegos de memoria que permiten identificar síntomas en la vida diaria y relacionarlos con uno de los cuatro tipos de violencia que sufren las mujeres en el país: física, psicológica, sexual o patrimonial.

 

En el Ecuador, 6 de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencia de género. Las mujeres también están en desventaja a la hora de la comida. En muchos casos, la costumbre las obliga a ceder los mejores platos de comida a los hombres, y a comer últimas. Por otro lado, la nutrición de niñas y niños cuya madre sufre violencia se ve perjudicada.

En las zonas rurales, las mujeres trabajan la tierra tan o más duro que los hombres, y además tienen responsabilidades de crianza en la familia y son quienes se ocupan de la alimentación. El PMA trabaja para empoderarlas para que puedan escoger las mejores opciones para ellas y sus familias.

Más del 70 por ciento de las personas que llegan al Ecuador en busca de refugio son mujeres, niñas y niños. Los programas del PMA priorizan a las mujeres: asistencia a refugiados colombianos y familias vulnerables de las comunidades de acogida; esfuerzos para construir resiliencia en las comunidades amenazadas por lo efectos del cambio climático, y trabajo hacia la seguridad alimentaria y nutricional de los grupos más vulnerables.

A través de la campaña UNETE, las Naciones Unidas unen fuerzas con individuos, la sociedad civil y los gobiernos para terminar con todas las formas de violencia hacia las mujeres. ONU Mujeres, UNICEF y PMA trabajan juntos en Ecuador para al gran público este mensaje: La violencia de género no es natural.