Congo oriental: crisis del hambre se cierne sobre familias que huyen de los combates

Publicado el 28 Noviembre 2012

Familias congoleñas se deseplazan por la carretera de Goma a Bukavu, en Kivu del Norte, en el centro del reciente recrudecimiento de los combates en el este de la República Democrática del Congo. (Copyright: AFP/Tony Karumba)

El recrudecimiento de los combates en el este del Congo ha obligado a miles de familias a huir de sus hogares, dejándolos con poco acceso a los alimentos. El PMA, que ya estaba alimentando a casi medio millón de personas desplazadas en la provincia de Kivu del Norte, ha comenzado a responder a estas nuevas necesidades con la distribución de alimentos en la ciudad de Goma.

ROMA - El PMA distribuyó raciones de alimentos de emergencia durante el fin de semana a cerca de 81,000 desplazados que se han refugiado en los alrededores de Goma, la capital de la provincia afectada por el conflicto de Kivu Norte de la República Democrática del Congo (RDC).

La mayoría de las familias atendidas han huido en los últimos días hacia la capital provincial desde los campamentos de desplazados, entre ellos Kanyaruchinya, a 10 kilómetros al norte de Goma, y ​​Sake, al oeste de la ciudad. Recibieron raciones de alimentos de emergencia que consisten en harina de maíz, legumbres, sal y aceite de cocina donados por Canadá, Japón y los Estados Unidos de América.

El PMA está preocupado por la suerte de decenas de miles de personas en el este de Congo que han huido de una nueva ola de enfrentamientos y que tienen poco acceso a los alimentos y otras necesidades básicas. Se estima que unos 140,000 civiles en Goma están necesitando alimentos del PMA.

"El espiral de violencia en Kivu del Norte ha cortado el suministro regular de alimentos a muchas personas y ahora necesitan ayuda urgente para sobrevivir", dijo Martin Ohlsen, Representante del PMA en la RDC.

Hasta la semana pasada, el PMA había entregado alimentos a unos 470,000 desplazados en Kivu del Norte, pero una vez los combates se extendieron a Goma la semana pasada, la agencia se vio obligado a suspender temporalmente sus operaciones.

El PMA espera reanudar lo antes posible las distribuciones de alimentos previstos en las zonas accesibles de Kivu del Norte, aun cuando la precaria situación de seguridad dificulte al PMA la llegada a aquellos que necesitan ayuda a las afueras de la capital provincial.

"Hacemos un llamado urgente a los involucradas en el conflicto a respetar la neutralidad de los trabajadores humanitarios y asegurarse de que las agencias humanitarias tengan acceso a los necesitados", dijo Ohlsen.

El PMA necesita urgentemente más fondos para responder a esta crisis, y hace un llamado a la comunidad internacional para seguir apoyando su labor en la República Democrática del Congo (RDC).

Incluso antes de los acontecimientos de esta semana, el PMA ya enfrentaba un déficit de financiación de 23 millones de dólares para los próximos seis meses para cubrir sus operaciones de emergencia en el oriente de la República Democrática del Congo, donde más de un millón de personas han recibido asistencia alimentaria del PMA en cinco provincias orientales. Los recientes combates aumentarán las necesidades humanitarias.

En total, unas 2,4 millones de personas se encuentran desplazadas en el este de República Democrática del Congo, según los informes de octubre de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).
 

ACERCA DEL AUTOR

Martin Penner

Editor Web

Martin Penner, ex periodista, ha trabajado para el PMA desde 2008. Actualmente labora en la sede principal del PMA ubicada en Roma, en donde ocupa el cargo de editor web.