Comidas Escolares: En dónde más se necesitan, la cobertura es más baja, según Informe del PMA

Publicado el 24 Mayo 2013

Uno de los mayores beneficios de los programas de comidas escolares es el poder de incentivar a los padres a que envíen a las niñas a la escuela en las comunidades donde la asistencia escolar de las niñas es baja. (Foto: WFP/Rein Skullerud)

El primer informe del Estado de la Alimentación Escolar a nivel internacional, producido por el PMA, ofrece una visión global de la evolución de la alimentación escolar, con mapas, análisis e investigación. En el informe se ha demostrado que a pesar de una enorme inversión mundial en los programas de alimentación escolar, muchos niños pobres no están cubiertos.

ROMA - Uno de cada cinco niños del mundo recibe una comida en la escuela todos los días, sin embargo, en donde hay una mayor necesidad - en los países de bajos ingresos - la proporción de niños que se benefician de programas de alimentación escolar se encuentra en su nivel más bajo, según un nuevo informe realizado por el PMA.

Mediante el suministro de alimentos nutritivos, los programas de alimentación escolar no sólo permiten a los niños concentrarse en sus estudios, sino que también los protegen del hambre y la malnutrición, especialmente en eventos como la crisis de alimentos, combustible y financiera del 2008.

“La alimentación escolar es una inversión que rendirá dividendos en el futuro con una generación de adultos mejor educados, más fuertes y más sanos, y que también previene que los más vulnerables sufran en tiempos de crisis”. dijo la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, mientras la agencia de la ONU encargada de la alimentación lanza primer informe del Estado de la Alimentación Escolar a nivel mundial.

El informe del PMA proporciona la primera visión global del desarrollo de la alimentación escolar. Elaborado con la colaboración del Banco Mundial  y la Asociación para el Desarrollo de la Infancia, el informe analiza los programas de alimentación en países desarrollados, así como en los países en vías de desarrollo, y proporciona datos sobre como los gobiernos están utilizando las comidas escolares como una "red de seguridad" en tiempos de crisis.

Las comidas escolares al rededor del mundo
 

Según la investigación, alrededor de 368 millones de niños –casi 1 de cada 5 - reciben una comida en la escuela todos los días en 169 países en desarrollo y desarrollados. La inversión global en estos programas es de aproximadamente US$75 mil millones, y la mayoría de esta financiación proviene de los presupuestos públicos.

Sin embargo, a pesar de la naturaleza global de la alimentación escolar, la cobertura de estos programas es más baja en donde más se necesitan. En los países de bajos ingresos, donde los niños tienen más probabilidades de ser pobres y con hambre, sólo el 18 por ciento recibe una comida diaria en la escuela, en comparación con casi el 49 por ciento de los niños en los países de ingresos medios.

En los últimos cinco años, al menos 38 países han ampliado sus programas de alimentación escolar en respuesta a una crisis, ya sea relacionada con los precios de los alimentos, conflictos, desastres naturales o la volatilidad financiera.

"El recesión actual, incluso los países ricos están examinando cómo las meriendas escolares pueden evitar que las familias caigan más profundo en la pobreza y el hambre", dice Carmen Burbano ,autora principal del Informe sobre el Estado de la Alimentación Escolar mundial,.

La alimentación escolar proporciona ventajas obvias en términos de educación y nutrición. Pero también puede ser una manera de impulsar la agricultura local. Por cada US$1 invertido por los gobiernos y donantes, por lo menos US$3 son recibidos como beneficio económico, según estimaciones recientes.

El PMA ha estado llevando programas de alimentación escolar en los países en desarrollo durante casi medio siglo. En 2012, el PMA proporcionó comidas o meriendas nutritivas en escuelas alimentado a  24,7 millones de niños en 63 países.