Artistas urbanos, inseguridad alimentaria y "Conect-Arte"

Publicado el 02 Junio 2016

LNY. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

San Salvador - "Conect-Arte", una iniciativa recién lanzada por el PMA, tiene como objetivo reducir la violencia, la inseguridad alimentaria y aumentar el acceso a las oportunidades económicas en San Salvador. A través de la enseñanza de la pintura y el arte, está inspirando el espíritu creativo de los participantes y pretende ser una posible fuente de ingresos.

Como parte de su compromiso social, seis artistas le enseñaron sus habilidades a jóvenes del Salvador. Este grupo internacional de artistas, provenientes de Brasil, Australia, Ecuador, México, Nueva York y Nueva Jersey tomó el tiempo de compartir y enseñar pintura, arte, y hablar sobre cómo se puede construir una comunidad. El programa Conect-Arte es una iniciativa que ha sido recientemente lanzada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas. El PMA está presente en el país para combatir la inseguridad alimentaria. El objetivo de Conect-Arte es reunir jóvenes de varias comunidades y ser modelos positivos a seguir, con la vista puesta en transformar vidas a través del desarrollo del arte y de las habilidades creativas, que pueden ser una fuente de ingresos y ayudar a canalizar la energía de una manera que sea productiva para la comunidad. 

Vexta. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Jamie Toll)

Los artistas trabajaron en diversos proyectos junto a 45 adolescentes y niños de San Salvador a lo largo del taller durante una semana. Les enseñaron técnicas de arte urbano tal como plantillas, letras, pintura mural, escultura e incluso la fabricación de globos aerostáticos. Sus objetivos son ambiciosos: la reducción de la violencia e inseguridad alimentaria y el aumento del acceso a las oportunidades económicas. Las herramientas empleadas aquí son el arte, un espíritu creativo y el fortalecimiento de las relaciones interpersonales.

Les traemos imágenes de las obras realizadas por el grupo internacional de artistas, así como sus propias experiencias durante el programa Conect-Arte.

Vexta. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

Para su gran proyecto mural titulado “Todos Estamos Conectados”, la artista urbana Vexta reprodujo dos Talapos, el ave nacional, lado a lado. El mural muestra esta especie en peligro de extinción que, desde ahora, estará en la entrada de un centro comunitario naciente llamado Teatro Cámara Roque Dalton.

Durante su instalación trabajó con tres estudiantes y experimentaron con técnicas de pintura abstracta, teoría del color, washes, pintura en aerosol y plantillas.

Brooklyn Street Art: ¿Cómo puede un proyecto como éste ayudar a las personas a sentirse conectadas con su ciudad y sus vecinos?

Vexta: Es una gran pregunta. En San Salvador hay divisiones físicas muy visibles – grandes muros de concreto con alambres de púas y los barrios, similares a las favelas, son, a menudo, territorios controlados por pandillas. La gente está realmente desconectada. Conect-Arte permitió que dos grupos de jóvenes de barrios distintos, el Centro Histórico y San Jacinto, se unan. Los talleres lograron conectar a estos jóvenes que, de otra manera, nunca se hubieran conocido, se hicieron nuevos amigos y compartieron sus habilidades. Fue maravilloso ver esto.

Vexta. Taller. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

Es muy difícil moverse en la ciudad para los jóvenes de San Salvador que viven en los barrios más pobres. La violencia policial y de pandillas son verdaderas amenazas. En particular, mi grupo hizo planes para mantenerse en contacto, hacer más arte juntos y empezar a bailar breakdance juntos.

Mientras que estaba pintando en Roque Dalton, varios residentes vinieron a agradecerme por crear algo hermoso en su barrio y, en lo especial, dentro del centro histórico que es un área bastante abandonada, deteriorada y vieja. Creo que el arte urbano puede darles a las personas algo de qué sentirse orgullosos, un punto focal o un nuevo sitio de memoria que no sea un cartel publicitario o un símbolo arquitectónico – como suele ser en las ciudades modernas.

Vexta. Taller. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

Ahora pueden decir “vivo cerca de las dos aves que pinté yo mismo" en lugar de "vivo por el Mister Donut". Espero que mi pieza pueda traer un sentido de alegría de vivir en un lugar que lucha por recordar el valor de la vida. Para mí, cuando la gente se acerca al edificio y pasa tiempo tomando fotos de ellos mismos, sus amigos y sus familiares, se conectan con el arte, esto es prueba de una conexión muy real entre las personas y su ciudad.

Vexta. Taller. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

Vexta. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

LNY (Lunar New Year) y los estudiantes crearon una obra basada en el poema de Javier Zamora titulado "Instrucciones para mi entierro”. 

Brooklyn Street Art: ¿Es difícil tratar de representar un poema visualmente?

LNY: Podría ser difícil pero para mí es cuestión de reaccionar a la poesía en lugar de tratar de representarla literalmente. De la misma manera, hago arte o murales dependiendo del contexto. El poema fue el punto de partida de nuestra conversación y ayudó a inspirar ideas, imágenes, un estado de ánimo y una narrativa interna para el mural. Reaccionamos al poema como el baile reacciona a la música, excepto que no estábamos regidos por una representación literal del poema.

LNY. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

Brooklyn Street Art: Al ver un mural o un poema sin contexto, las personas pueden tener una interpretación que es muy diferente de lo que el autor pretende. ¿Alguna vez has querido dejar una explicación al lado de tu obra para que un transeúnte pueda entenderla mejor?

LNY: El arte tiene la potencia y el alcance de un idioma independiente, funciona igual que uno escrito pero beneficia de no estar conectado a un idioma oficial, una nación, o una cultura determinada. He viajado a tierras donde no hablaba el idioma local, ya sea literal o la lengua vernácula adecuada, pero aun así, al hacer arte, logro cerrar esa brecha y comunicar — el lenguaje universal del arte me permite comunicarme más allá del inglés, del español o lo que sea.

Así que eso es una cosa, el arte es como un idioma visual. Después está el problema de la interpretación que, como artista, nunca controlaré por completo así que no toquemos ese tema. Por último, me parece muy interesante la idea de una audiencia. 

Mi respuesta fue, de una manera u otra, tomar la interpretación de un poema y convertirla en algo nuevo y visual que ahora se puede leer como un mural, como su propia cosa, como una experiencia con su propia lengua — como un poema visual nuevo e independiente.

LNY. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

LNY. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

LNY. Detalle. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

LNY. Taller. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Lenny Correa)

LNY. Taller. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Lenny Correa)

En la descripción del proyecto, el tema de la inseguridad en San Salvador surge con frecuencia, con las historias de familias y jóvenes restringidos a zonas seguras detrás de paredes, cercas, alambres, por temor a la violencia de pandillas y las autoridades de mano dura. Paola Delfín, una artista urbana mexicana, pintó una obra en uno de estos barrios protegidos, tituló su obra “Tu eres Yo”.

Se expresó en el comunicado de prensa del grupo: "Este mural fue inspirado por muchos factores después de haber aprendido un poco sobre el barrio donde se encuentra la pared, este barrio llamado San Salvador es considerado como seguro. El Salvador es un país que mucha gente ve como un lugar salvaje, pero también se pueden encontrar muchas cosas hermosas y personas encantadoras. Por ejemplo, esta pared es la fachada de la “Casa Tomada”, un lugar muy inspirador donde muchos jóvenes se reúnen para crear y aprender, uno del otro, arte, música, medios de comunicación y muchas cosas”.

Paola Delfín. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

Brooklyn Street Art: ¿Tienen una personalidad particular las calles de San Salvador? ¿Cómo puede hablarle, de manera eficaz, un artista a esta audiencia de las calles?

Paola Delfín: Por desgracia no tuve mucho tiempo para visitar muchos lugares alrededor de San Salvador, pero me sentí muy conectada con la ciudad. Sentí que era muy similar a México y creo que los contrastes que se pueden encontrar allí son bastante similares.

Creo que no sólo el público salvadoreño, pero también muchas personas de los países vecinos (incluso el mío), esperan poder comunicarse y expresar sus preocupaciones acerca de las diversas situaciones que están ocurriendo. Supongo que, como artistas, tenemos que encontrar una manera de compartir sus pensamientos y tratar de centrarnos en el impacto que nuestros propios pensamientos podrían tener sobre las personas que observan nuestras obras

Paola Delfín. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

En su trabajo con los jóvenes, el artista urbano Mr. Toll creó una serie de piezas escultóricas relacionadas con los alimentos en referencia al problema de escasez de alimentos. Jugó con las palabras al nombrar su proyecto “Comida Callejera”, lo cual estaba haciendo literalmente. En la nota de prensa del grupo dijo:

" Una de las principales preocupaciones en San Salvador es la seguridad alimentaria. Esto inspiró mi taller y, subsecuentemente, mis esculturas en la calle, en colaboración con los alumnos. En los talleres nos centramos en los alimentos cotidianos saludables con los cuales los jóvenes entran en contacto. Hablamos de varios problemas mientras preparábamos las esculturas y las pusimos todas juntas en la calle, como un collage de comida," obviamente agregándole un poco de humor para que se diviertan los niños.

Mr. Toll. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Jamie Toll)

"La oportunidad de trabajar en grupo directamente en la calle le dio a los jóvenes la libertad de jugar, experimentar y sentirse seguros en un área pública a la cual, generalmente, no tienen acceso. En San Salvador se enfrentan a muchas restricciones debido a la actividad de pandillas y la presencia de policías de mano dura. Era importante para mí ayudar a traer un poco de diversión y humor, de forma creativa, en sus vidas en una ciudad que enfrenta muchas dificultades”.

Mr. Toll. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Jamie Toll)

Mr. Toll. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Jamie Toll)

Mr. Toll. Taller. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Jamie Toll)

Adaptados de los globos aerostáticos chinos, los globos artesanales han recibo muchas influencias artísticas y culturas en el siglo pasado. Claudio Ethos, un artista urbano brasileño, y los miembros del grupo 14 B.I.S de graffiti, basado en Sao Paulo, organizó un taller para promover ese arte mediante la enseñanza de técnicas para hacerlas. El proyecto conocido localmente bajo el nombre de Globos combinó elementos de las matemáticas, física y geometría, pero también un requisito indispensable, la colaboración.

ETHOS. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

El proyecto fue nombrado Globo Lokos y trabajar junto a los jóvenes fue especialmente gratificante. "El enfoque," dijo Ethos, "fue hacer un objeto, de principio a fin, y darle la oportunidad a los jóvenes de mostrar su ciudad, dónde viven y que pueden hacer arte y ser artistas. Hemos ayudado estos jóvenes a hacer globos mediante el arte, para enviarle sus deseos y oraciones al cielo. Dejaron sus obras de arte volar hacia el cielo, lo que es una acción muy poderosa” según el comunicado de prensa.

ETHOS. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

ETHOS. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Yvette Vexta)

ETHOS. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © WFP USA Charles Fromm)

ETHOS. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © WFP USA Charles Fromm)

Foto tomada en Casa Tomada. Conect-Arte. San Salvador. Abril 2016. (foto © Jamie Toll)

Este artículo fue publicado originalmente en Brooklyn Street Art.