Declaración conjunta sobre Siria por los jefes de las agencias humanitarias de la ONU

Publicado el 29 Abril 2014
Al menos un millón de personas necesitan asistencia humanitaria de urgencia, solo en Aleppo, y la carretera de Damasco a Aleppo ha sido restringida. Agencias humanitarias de la ONU dicen que su ayuda no es suficiente. Copyright: WFP/Dina El-Kassaby
NUEVA YORK, GINEBRA, ROMA 23 de abril, 2014 - Hace un año, mientras que los líderes de las agencias de la ONU luchaban para hacer frente al creciente impacto de la crisis en Siria, nosotros emitimos un llamamiento de parte de millones de personas cuyas vidas y futuros dependían de un hilo: ¡Suficiente, dijimos, suficiente!

El llamamiento no ha tenido muchas respuestas. La guerra ha escalado en muchas áreas y la situación humanitaria sigue empeorando día tras día. Para los civiles que aún se encuentran en las ciudades de Aleppo y la Ciudad Vieja de Homs, al igual que en otras partes del país en donde se dan intensos enfrentamientos, los peores días aún están por llegar. 

A medida que los enfrentamientos se han intensificado en las últimas semanas, solo en Aleppo al menos un millón de personas necesitan asistencia humanitaria de emergencia. La carretera desde Damasco a Aleppo – una fuente de ingresos vital – ha sido cortada a menudo. 1,25 millones de personas necesitan alimentos en la ciudad de Aleppo y las áreas rurales de la gobernación. Otras carreteras que son clave han sido bloqueadas por diversos grupos y fuerzas armadas. 

El acceso humanitario a aquellos que lo necesitan es denegado frecuentemente por todas las partes. Los bombardeos aéreos, cohetes, morteros y otros ataques indiscriminados han matado a hombres, mujeres y niños inocentes. Se ha informado que en Aleppo solo hay 40 doctores para atender a una población de 2,5 millones de personas – en donde alguna vez hubo más de 2,000 doctores – y los recursos médicos son muy escasos. La ciudad está rodeada por todos lados. 

Las vidas de más de 9,3 millones de personas están siendo afectadas por el cuarto año de conflicto en Siria. Con un tercio de las plantas de tratamiento de agua inabilitadas, con un 60 por ciento de los centros de salud destruidos y con unos 3,5 millones de personas viviendo en áreas sin acceso a asistencia humanitaria; los pobres civiles sirios están sobreviviendo con un gran coraje. 

Como agencias humanitarias estamos trabajando en estrecha colaboración con organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, estamos haciendo todo lo que podemos para salvar vidas y aliviar el sufrimiento – incluso cuando hay tantos riesgos y sacrificios a los que se enfrentan nuestros colegas en el terreno. Pero sabemos que lo que podemos hacer no es suficiente, ni se acerca. 

Para poder alcanzar y ayudar a más personas, aquellos que estén comprometidos con este horrible conflicto y aquellos que cuenten con influencias sobre ellos deberían hacer más. 

Hoy hacemos un llamado de atención a todas las partes para que tomen acción de este brutal conflicto y: 

•    Permitan el acceso humanitario a todas las personas necesitadas, usando todas las rutas disponibles, ya sea dentro de Siria o por la frontera.
•    Levanten los asedios que han sido impuestos para los civiles, como aquellos que están bloqueando partes de Aleppo, la Ciudad Vieja de Homs, Yarmouk, el este de Ghouta, Moadhamieh, Nubl y Zahra.
•    Acaben con los bombardeos indiscriminados, los ataques a civiles y todas las otras violaciones de las leyes internacionales humanitarias que han sido violadas por el gobierno y los grupos opositores.

Hasta ahora, los esfuerzos diplomáticos que han sido destinados a acabar con el sufrimiento han fallado. Lo que no ha fallado, es el coraje y la determinación de los civiles sirios por querer seguir viviendo. ¿Acaso aquellos que tienen la responsabilidad, el poder y las influencias para acabar con esta terrible guerra cuentan con ese mismo coraje? ¿Estarían dispuestos a poner un fin a la guerra?

Si los civiles sirios no se han rendido, ¿Cómo se puede rendir el resto del mundo para tratar de salvarlos – y a Siria?

 

Dona: aquí

 

Valerie Amos
Secretaria General Adjunta de Asuntos Humanitarios y Coordinadora del Socorro de Emergencia de Naciones Unidas

Anthony Lake
Director Ejecutivo, UNICEF

António Guterres
Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

Ertharin Cousin
Directora Ejecutiva, Programa Mundial de Alimentos 

Dr Margaret Chan
Director General, Organización Mundial de la Salud

    

Para más información: 
Jens Laerke, OCHA Ginebra. Tel: +41-22-917-1142, Cel: +41-79-472-9750, laerke@un.org 
Abeer Etefa, PMA Cairo. Tel: +202-2528-1730 ext. 2600, Cel: +20-106-663-4352, abeer.etefa@wfp.org 
Najwa Mekki, UNICEF New York. Tel: +1-212-326-7448, Cel: +1-917-209-1804 nmekki@unicef.org 
Melissa Fleming, ACNUR Ginebra. Tel + 41-22-739-7965, Cel: + 41-79-557-9122 fleming@unhcr.org 
Christy Feig, Organización Mundial de la Salud, Ginebra. Tel: + 41-79-251-7055 feigc@who.int