WFP amplía su operación para atajar el hambre severa en la región de Kasai de la República Democrática del Congo

Publicado el 16 Febrero 2018

KINSHASA – Ante la creciente violencia, los abrumadores retos logísticos y la escasez de fondos, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP, por sus siglas en inglés) está impulsando dos elementos clave de su operación de emergencia para prevenir la hambruna en una Kasai devastada por la guerra: distribuciones de efectivo para los más vulnerables y apoyo especializado para controlar la malnutrición aguda en mujeres y niños pequeños. 

Desde el lanzamiento de la iniciativa de efectivo la pasada semana – una alternativa eficiente frente al apoyo en especie que permite a los beneficiarios comprar lo que deseen en mercados locales reactivados – 38.000 personas han recibido el equivalente a 15 dólares cada una para un mes, importe suficiente para cubrir sus necesidades básicas de alimento. El objetivo es duplicar la cifra de beneficiarios en las próximas semanas. 

Cargamentos recientes transportados por avión desde Francia de Plumpy’Sup, un suplemento alimenticio rico en micronutrientes listo para el consumo, han permitido un notable aumento de las intervenciones nutricionales de WFP en Kasai: en enero se trató a 56.000 niños malnutridos, frente a los 21.000 del último trimestre del año pasado. Cada mes se asistiría a 20.000 niños más, alcanzando así los 140.000 en junio. 

“Los programas nutricionales y de efectivo salvan vidas, y deben expandirse rápidamente’’, dijo Claude Jibidar, el Representante de WFP en la República Democrática del Congo. “No estamos haciendo todo lo que podríamos en Kasai porque los obstáculos son numerosos. Pero si no nos unimos para hacer frente a los retos, muchas más personas, incluyendo las mujeres y niños más débiles, morirán”. 

WFP lanzó su programa de asistencia tras el brutal estallido de violencia étnica y política de mediados de 2016 que se cobró innumerables vidas, arrasó pueblos enteros y obligó a cientos de miles de familias a abandonar sus hogares. Las evaluaciones revelaron que 3,2 millones de personas, un cuarto de la población de la región constituida sobretodo por agricultores de subsistencia, carecen desesperadamente de alimento. 

A falta de presencia previa en Kasai, entre septiembre y diciembre del pasado año WFP logró multiplicar por diez el número de personas que recibían raciones de alimentos, alcanzando las 400.000. Pero el retraso de las donaciones obligó a depender enormemente de los fondos internos, y a reducir a la mitad estas raciones – de cereal, alubias, aceite vegetal y sal – en noviembre. 

Las continuas limitaciones de financiación, el recrudecimiento de la lucha entre los defensores y detractores de las fuerzas del gobierno y el deterioro rápido de la ya pobre red de carreteras debido a la temporada de lluvias, provocó que el número de personas que recibían medias raciones descendiera a 130.000 en enero. 

“Tenemos que corregir esta situación, y deprisa”, dijo Jibidar. “Hemos demostrado ser capaces de suministrar, pero para alcanzar la cobertura deseada los combates deben cesar; y los donantes, contribuir”.

La escasa financiación también constituye un gran reto en las provincias del este de RDC como Tanganyika y Kivu del Sur, donde WFP está intensificando su labor para cubrir las necesidades de la creciente población desplazada por el conflicto, como parte del impulso de las agencias de la ONU y de las ONG.
         
                                                    #                              #                                 #

WFP es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, WFP brinda asistencia a unos 80 millones de personas en 80 países.

Síguenos en Twitter @WFP_es 

Para mayor información, por favor contacte con (email: nombre.apellido@wfp.org):
Claude Kalinga, WFP/Kinshasa, Móv. +243 81 700 6714
Jacques David, WFP/Goma, Móv. +243 81 700 6842
Gerald Bourke, WFP/Johannesburg, Tel. +27 11 517 1577, Móv. +27 82 908 1417 
Steve Taravella, WFP/New York, Tel. +1-646-556-6909, Móv. +1-202-770-5993
Francis Mwanza, WFP/London, Tel.  +44 20 3857 7411, Móv.  +44 7968 008474
David Orr, WFP/Rome, Tel. +39 06 6513 3179, Móv. +39 340 246 6831
Challiss McDonough, WFP/Washington DC, Tel. +1-202-653-1149, Móv. +1-202-774-4026
Lucía Fernández, WFP/Madrid, Tel. +34 913 475 054, Móv. +34 672 068 169