Unión Europea, MARN y PMA visitan proyecto que beneficiará a 4.500 personas en el Corredor Seco

Publicado el 04 Julio 2017

Las comunidades del Corredor Seco salvadoreño agradecieron a la Unión Europea su apoyo para mejorar su situación.

USULUTÁN – La Ministra de Recursos Naturales y Medio Ambiente (MARN), Lina Pohl; el Embajador – Jefe de Delegación de la Unión Europea, Jaume Segura Socias; el Primer Secretario y Jefe de Cooperación, Pierre-Yves Baulain; el Representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Nils Grede; el Alcalde de Ozatlán, José Alexander Batres Paniagua, y el Alcalde de San Francisco Javier,  Enan Gualberto Mejía visitaron este día las comunidades El Palmital Centro, Las Nieves, y El Zúngano en el departamento de Usulután para conocer los avances y logros del proyecto Respuesta al Fenómeno de “El Niño” en el Corredor Seco de Centroamérica (PRO-ACT) UE-PMA- El Salvador.

Este proyecto de respuesta al fenómeno El Niño beneficiará a 4.500 personas en los departamentos de Usulután y Morazán. Lo ejecutan conjuntamente el PMA y el MARN desde octubre de 2016, y recibe un financiamiento 1,5 millones de euros proveniente de la Unión Europea.
 
Cuatro años consecutivos de sequías graves han afectado a los agricultores de subsistencia y sus familias en el Corredor Seco salvadoreño. Debido a la pérdida del trabajo de jornal y de cultivos, muchos hogares agotaron sus reservas de alimentos, y algunos de miembros de las familias tuvieron que migrar para encontrar trabajo.
 
El objetivo es que las familias de pequeños productores mejoren su seguridad alimentaria y se vuelvan resilientes a futuras crisis climáticas mediante el desarrollo de obras de conservación de suelo y agua, la diversificación de sus medios de vida con parcelas agroforestales y un buen manejo del recurso de agua mediante la protección y conservación zonas de recarga hídrica.
 
La visita incluyó conversaciones con los líderes comunitarios y participantes del programa, confirmó los avances en la construcción de los viveros comunitarios en las comunidades El Palmital Centro y en El Zúngano en los municipios Ozatlán y San Francisco Javier respectivamente. Adicionalmente, el recorrido incluyó la visita a la zona de amortiguamiento del Área Natural Protegida de Las Nieves, en el municipio de Ozatlán donde se han realizado obras de reforestación.
 
Los resultados del proyecto a la fecha son: desarrollo de seis talleres de Planificación Comunitaria Participativa, selección de las 900 familias participantes de manera participativa con ADESCOS y gobiernos locales, establecimiento de 11 viveros comunitarios para la producción de 165.000 árboles forestales, siembra de 6.400 árboles frútales, construcción de más de 20 kilómetros de obras de conservación de suelos y agua e inicio de procesos de reforestación.
 
Las familias participantes recibieron transferencias de asistencia alimentaria por medio de un bono canjeable por alimentos en comercios socios del PMA y se realizaron 72 talleres de capacitación con más de 2.000 participantes en temas como el establecimiento y mantenimiento de viveros comunitarios, construcción de obras de conservación de suelos y agua, establecimiento y mantenimiento de plantaciones forestales, agroforestería comunitaria, buenas prácticas para el manejo y preparación de alimentos.
 
"Continuaremos uniendo esfuerzos con la Unión Europea y el Gobierno de El Salvador para fortalecer la seguridad alimentaria por medio de la construcción de resiliencia y adaptación al cambio climático con el fin de romper el círculo vicioso de que las poblaciones vulnerables sean afectadas por la sequía cada año. Las comunidades empoderadas podrán hacerle frente a esta nueva realidad del cambio climático”, dijo Nils Grede, Representante de País del PMA.
 
La Unión Europea y el PMA han trabajado de la mano con el Gobierno y la cooperación internacional para evitar el deterioro de su situación de seguridad alimentaria de las familias afectadas.