Perú: el gobierno priorizará la disminución de la anemia del 43% al 19% en el 2021

Publicado el 04 Mayo 2018

LIMA – El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (WFP) saluda la decisión del gobierno, expresada por el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, de priorizar la disminución de la anemia del 43% al 19% al año 2021. El anuncio se dio durante la presentación del gabinete en el Congreso de la República, que otorgó el voto de confianza al equipo ministerial.

El Programa Mundial de Alimentos señala que la reducción propuesta es positiva y ambiciosa; agrega que es importante disponer de metas anuales y regionales que sean monitoreadas de manera constante, sobre todo en las regiones donde la prevalencia de la enfermedad en niños menores de 3 años sobrepasa el 50%, como Puno, Loreto, Ucayali, Pasco y Madre de Dios.
 
El premier también sostuvo que se promoverá el consumo de hierro - imprescindible para atacar la anemia –  en mujeres embarazadas, en niñas y niños, especialmente en menores de 6 y 11 meses, etapa en la que se concentra la mayor prevalencia de anemia (59%). Para lograr el objetivo el Gobierno ejecutará una estrategia multisectorial, que respalda el Programa Mundial de Alimentos para la movilización de promotores y agentes comunitarios que trabajen con las familias, que tomen conciencia sobre los problemas que genera la falta de hierro, y que sean empoderarlos en su solución.
 
El Programa Mundial de Alimentos resalta el tratamiento integral del problema. En tal sentido, el premier sostuvo que ningún menor entre 4 y 5 meses quedará sin suplementación para evitar el desarrollo de la enfermedad; además, se elevará del 12% al 80% el porcentaje de niños menores de 4 meses que reciben sulfato ferroso para hacer frente a la anemia. Es muy importante además promover la ley de fortificación de arroz que ayudará a disminuir los índices de anemia.
 
Carmen Burbano De Lara, representante del Programa Mundial de Alimentos en Perú, resalta que el país es un ejemplo mundial para lograr resultados de política social dado que redujo la Desnutrición Crónica Infantil en 50% (del 26% al 13%) en los últimos 10 años, y con ello evidenció que la suma de esfuerzos de diversos sectores puede acabar con la malnutrición. En base a este antecedente, señala,
 
“Es importante continuar con los esfuerzos multisectoriales e intergubernamentales, para bajar los niveles de anemia que aún se mantienen en el Perú, factor clave para que junto a los mejores servicios de salud y educación se logre el desarrollo del país”.
 
Casos de éxito
 
El Programa Mundial de Alimentos destaca que en la lucha para acabar la anemia es fundamental el trabajo con la academia, la sociedad civil, y el sector privado. Por ejemplo, El Fondo Social del Proyecto Integral Bayóvar (FOSPIBAY) y el Programa Mundial de Alimentos implementan desde el 2015 el Proyecto de Promoción de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en Sechura (PROSAN) en la provincia de Sechura, Piura, que ha permitido reducir la anemia del 63% a 46% (en menores de 3 años), y la desnutrición de 26% a 19% (en menores de 5 años), en solo un año (2015 al 2016).
 
Del mismo modo entre el 2011 y 2015, la Fundación Repsol con el apoyo del ejecutaron el proyecto: “Promoción de la Seguridad Alimentaria para la reducción de la Anemia” en el distrito de Ventanilla.  En 4 años se disminuyó la anemia (en menores de 3 años) de 52.6% a 29.6% y la desnutrición crónica infantil (en menores de 5 años) de 13% a 11.8%.  Asimismo, en un grupo pequeño de 172 niños con anemia, que fueron acompañados de manera sistemática, se evidenció una reducción de 73% en 11 meses.
 
El éxito de los resultados en ambos proyectos que pueden ser replicables se relaciona con el seguimiento que reciben las familias para mejorar sus prácticas de nutrición, estrategia implementada por promotoras en alianza con los servicios de salud de las distintas localidades. Por ello, el Programa Mundial de Alimentos hace hincapié que para acabar con la anemia es imprescindible fortalecer los mecanismos de acompañamiento en las familias y el trabajo comunitario, acciones que, articuladas con las intervenciones de todos los sectores, fortalecen el logro del Segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible, es decir acabar con el hambre en el 2030.
 
El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas salva vidas en emergencias y cambia la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. El WFP trabaja en más de 80 países alrededor del mundo, alimentando a poblaciones afectadas por conflictos y desastres, y sentando las bases para un futuro mejor.
 
Síguenos en Twitter @wfp_peru
 
Para más información, por favor contactar con (email: nombre.apellido@wfp.org):
Pilar Celi Frías, WFP Perú, Tel. + 51 942748606/ 2649828 Anexo: 3506