Malí se suma al llamamiento para redoblar los esfuerzos para acabar con los graves efectos de la desnutrición infantil

Publicado el 03 Julio 2018

BAMAKO – Según un estudio interinstitucional, la economía de Malí está sufriendo pérdidas de 265.000 millones de francos CFA (450 millones de dólares) -más del 4% del PIB anual- debido a los efectos de la desnutrición infantil. El Coste del Hambre en Malí (COHA), atribuye las pérdidas al aumento de los costes de la atención sanitaria, a las cargas adicionales sobre el sistema educativo y, en menor medida, a la reducción de la productividad laboral.

El reciente estudio también concluye que:

  • El 47% de la población adulta de Malí sufrió retraso en el crecimiento durante la infancia,
  • El 34% de los casos de mortalidad infantil en Malí están relacionados con la desnutrición,
  • El 21% de los casos de repetición de curso escolar se deben al retraso en el crecimiento.

El estudio ha sido realizado por el gobierno de Malí, bajo el liderazgo de la Comisión de la Unión Africana (AUC), en colaboración con la Agencia de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD), el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP) y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL). El trabajo fue posible gracias al generoso apoyo del Gobierno del Canadá.

El Coste del Hambre en Malí exige que la nutrición se convierta en una prioridad nacional en los planes nacionales, así como una mayor movilización de recursos para garantizar la aplicación de esos planes.

“Estos resultados demuestran la urgente necesidad de movilizar más esfuerzos en Malí para reducir significativamente la desnutrición infantil y así alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030”, dijo Boubou Cissé, Ministro de Economía y Finanzas de Malí. Cissé pidió un mayor compromiso para alcanzar las metas relativas a la nutrición establecidas en la Agenda 2030 a nivel global y en la Agenda 2063 para África.

“La desnutrición es un obstáculo al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo Silvia Caruso, Directora y Representante de WFP en Malí. “Reducir los índices de desnutrición en general y el retraso en el crecimiento en particular ya no es una opción, sino un imperativo para ver finalmente a África libre de la desnutrición y de todos los azotes asociados con ella, considerando que es económicamente rentable invertir en su lucha”, concluyó.

Hasta ahora, el estudio de El Coste del Hambre en África se ha llevado a cabo en 12 países: se ha demostrado que todos ellos sufren pérdidas asociadas con la desnutrición infantil que oscilan entre el 1,9 y el 16,5% del PIB.

Síguenos en Twitter: @WFP_ES

Para preguntas de medios y otras consultas, por favor contacte con:

Lourdes Melendo, WFP/Madrid, email: lourdes.melendo@wfp.org; tel: +34 697 105 225

Dembélé Diakaridia, Coordinador Técnico del Equipo de País, email: gogoyodiak@yahoo.fr

Margaret Agama-Anyetei, Comisión de la Unión Africana, email: Agama-Anyeteim@africa-union.org

Cecilia Aspe, WFP/Bamako, email: cecilia.aspe@wfp.org; tel: +223 82 00 57 88

Wanja Kaaria, WFP/Addis Ababa, email: wanja.kaaria@wfp.org; tel: +251 911 505 072

Andre Vornic, WFP/Roma, email: andre.vornic@wfp.org; tel: +39 345 8706985