Guatemala: Alianza Barefoot College/Programa Conjunto para el Empoderamiento Económico de las Mujeres Rurales

Publicado el 20 Septiembre 2017

CIUDAD DE GUATEMALA – El Programa Conjunto, implementado por el PMA, FAO, FIDA y ONU Mujeres, con financiamiento de los Gobiernos de Noruega y Suecia, en coordinación con el Gobierno de India, presentó este martes a dos mujeres emprendedoras del municipio de Tucurú en Alta Verapaz, quienes representarán a Guatemala en un programa de capacitación para la implementación de sistemas a base de energía solar. Este proceso tendrá una duración de seis meses en Nueva Delhi, India, como parte del Proyecto Solar de Barefoot College.

Las agencias del Sistema de Naciones establecieron una alianza estratégica con Barefoot College, para la obtención de dos becas para mujeres rurales del programa, quienes estarán representando a Guatemala en la India. Durante una Asamblea Comunitaria, se seleccionó a las dos representantes: Carmelina Botzoc de la comunidad Tambayal y Marta Alicia Benavente de San Julián, ambas del Municipio de Tucurú.

Las dos comunitarias viajarán desde su comunidad hasta Nueva Delhi, India, para el período de entrenamiento de seis meses que inicia el 20 de septiembre 2017 y concluye el 15 de marzo 2018. El Proyecto Solar contará con la participación e intercambio cultural de 40 mujeres alrededor del mundo, representantes de Togo, Uganda, Sudán, Tanzania, Chile, Costa de Marfil, Nepal, Namibia, Madagascar, Islas Cook, Islas Marshall y por parte de Latinoamérica Chile, Belice y Guatemala.

El Proyecto Solar de Barefoot College tiene como objetivo capacitar y preparar a mujeres para que se conviertan en ingenieras en sistemas solares, y desarrollen las capacidades y competencias necesarias para instalar sistemas de energía solar para el beneficio de sus familias y sus comunidades. Durante seis meses, Carmelina Botzoc y Marta Alicia Benavente formarán parte de un programa de aprendizaje e intercambio cultural con varias mujeres becadas alrededor del mundo. Esta iniciativa surgió ante la necesidad de un acceso mejorado a servicios energéticos sostenibles para el desarrollo humano.

Varias comunidades del área del Valle del Polochic cuentan con acceso limitado o nulo a servicios de energía, lo cual impide una adecuada realización de muchas actividades sociales, culturales y económicas. “Es estremecedor que la mayoría de la población de la región del Polochic carece del servicio de energía eléctrica y, paradójicamente, cuentan con el recurso natural del sol la mayoría de las épocas del año. Este factor ha limitado que las mujeres, los jóvenes, las niñas y los niños puedan disfrutar de realizar actividades como leer, escuchar música y aún contar con espacios iluminados en caso de situaciones de emergencia como picaduras de insectos.” – argumentó Rocío Valdez, Coordinadora Nacional del Programa Conjunto.

A consideración de lo anterior, se compartió la oportunidad a la Municipalidad de Tucurú, con el fin de beneficiar a dos comunidades de este municipio tomando en cuenta las necesidades que presentan y poder mejorar el involucramiento de las autoridades locales en los procesos de empoderamiento de las mujeres de ese municipio. “Encontrar oportunidades de desarrollo para nuestras comunidades, de la mano de mujeres emprendedoras y comprometidas, representa un gran orgullo para nosotros en Tucurú”, comentó el Sr. Alcalde de Tucurú, Leonel Guzmán.

Para que la participación de estas dos mujeres fuera posible, el gobierno de India subvenciona el boleto aéreo de las becarias y Barefoot College, brinda hospedaje y alimentación, así como el entrenamiento por seis meses en Nueva Delhi, India, Las cuatro agencias del Programa Conjunto FAO, FIDA, ONU Mujeres y PMA han brindado su apoyo para que esta oportunidad de desarrollo sea una realidad para las mujeres y sus comunidades.

El próximo paso para el Programa Conjunto será encontrar alianzas de financiamiento para la adquisición de los sistemas solares que las dos becarias regresarán a instalar en sus comunidades, beneficiando a aproximadamente 100 familias. Esto representará una inversión de aproximadamente US$50.000 que servirán para dar un mejor acceso a sistemas sostenibles de energía eléctrica.