El Programa Mundial de Alimentos en Colombia necesita US$46 millones para ayudar urgentemente a 350.000 migrantes de Venezuela

Publicado el 26 Abril 2018

El Director Ejecutivo del WFP, David Beasley, conversa con una migrante proveniente de Venezuela durante su visita al paso fronterizo en Cúcuta, Colombia, en marzo pasado. Foto: WFP/Norha Restrepo

CIUDAD DE PANAMÁ - El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP) ha pedido fondos para apoyar el despliegue de un plan de US$46 millones para brindar asistencia alimentaria de emergencia a 350.000 migrantes empobrecidos, quienes han cruzado la frontera de Venezuela a Colombia.

Este plan de ocho meses es una respuesta inicial del WFP que tiene como objetivo alimentar a los migrantes más vulnerables en Colombia, muchos de los cuales tienen pocos medios para valerse por sí mismos. El Gobierno colombiano ha informado que hasta la fecha 1 millón de venezolanos han cruzado la frontera y 660.000 se han quedado en Colombia. WFP estima que el 90% de los migrantes no sabe de dónde vendrá su próxima comida.

“Necesitamos fondos con urgencia para poder brindar ayuda a las familias migrantes que han dejado sus hogares y no saben de dónde vendrá su próxima comida. También necesitamos apoyar a las comunidades de acogida, muchas de las cuales ya son pobres, pero han mostrado gran generosidad a pesar de soportar el peso de esta crisis”, dijo Miguel Barreto, Director Regional del WFP para América Latina y del Caribe.

El Gobierno de Colombia comenzó a registrar este mes a los migrantes venezolanos en Colombia, mientras que las Naciones Unidas – al pedido de las autoridades en Bogotá – ha trazado un plan de respuesta integrado a la crisis, en el que WFP se hará cargo de la seguridad alimentaria y nutricional de la población migrante. “El diseño de esta operación hace parte de los compromisos asumidos por el Director Ejecutivo del WFP con el Presidente de Colombia luego de su visita a Cúcuta en marzo pasado”, añadió el Director Regional.  

Bajo el marco del plan integrado de la ONU, WFP brindará asistencia alimentaria de emergencia a los migrantes en albergues temporales – especialmente mujeres y niños – apoyo de emergencia para la alimentación escolar, y también ayudará a las familias venezolanas que intentan integrarse a las comunidades. Se apoyará también a las comunidades indígenas vulnerables que lidian con el flujo migratorio, ya que en algunas áreas los migrantes representan más de la mitad de la población.

Actualmente WFP trabaja con albergues temporales o comedores populares que son atendidos por organizaciones de la Iglesia Católica y otros socios, mediante la compra de los alimentos usados para preparar comidas calientes para los migrantes recién llegados.

La nueva asistencia alimentaria tomará la forma de una transferencia electrónica mensual a familias por 96.000 pesos colombianos (US$35) por persona, la cual puede ser canjeada en tiendas locales para comprar alimentos nutritivos de una lista previamente definida. El plan tiene la ventaja de permitir que los destinatarios elijan los alimentos que desean comer, lo que significa una dieta más diversa, y también el apoyo a la economía local.

----

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas salva vidas en emergencias y cambia la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. WFP trabaja en más de 80 países alrededor del mundo, alimentando a poblaciones afectadas por conflictos y desastres, y sentando las bases para un futuro mejor.

Síguenos en Twitter @WFP_ES

Para más información, por favor contactar con (email: nombre.apellido@wfp.org):
Norha Restrepo, WFP/Panamá, Tel. +507-6671 5355