10 datos sobre el hambre en Ruanda

Publicado el 13 Abril 2015

Foto: © WFP/Riccardo Gangale

Esta semana se cumplen 21 años del comienzo del genocidio de 100 días en Ruanda que provocó unas 800,000 muertes. El PMA recuerda a las víctimas de este horrible evento histórico y examina cómo la historia de Ruanda ha definido al país que es hoy.

 

1.  Ruanda ocupa el puesto 151 (de 187 países) en el Índice de Desarrollo Humano.

2.  El PMA ha estado trabajando en Ruanda desde 1972, cuando la agencia provisionó asistencia alimentaria a los afectados por las malas cosechas del país en 1970.

3.  A pesar de que la tasa de desnutrición está disminuyendo, aún queda mucho por hacer. Más del 40% de los niños menores de 5 años de Ruanda sufren desnutrición crónica. El PMA centra sus actividades de desarrollo en las zonas más pobres para mejorar la seguridad alimentaria y el estado nutricional de estos niños y sus familias.

4.  El genocidio de 1994 afectó gravemente la producción agrícola y alimentaria de Ruanda. Muchos se vieron obligados a huir del país y se encontraron en zonas donde no poseían los medios necesarios para alimentarse.

5.  Las inundaciones y sequías también contribuyeron a la inseguridad alimentaria en Ruanda – En 1979, las inundaciones hicieron imposible el cultivo de cosechas y luego en 1980, la sequía fue la principal causante del hambre. El PMA proporcionó alimentos a las personas afectadas durante ambos periodos.

6.  Actualmente, Ruanda es el hogar de más de 72,000 refugiados, principalmente provenientes del este de la República Democrática del Congo, distribuidos en 5 campamentos. Ellos dependen plenamente de los alimentos del PMA para satisfacer sus necesidades nutricionales, debido a sus limitadas oportunidades de subsistencia.

7.  En 2011, Ruanda firmó una cláusula de cesación para poner fin a la condición de refugiados de decenas de miles de ruandeses que aún viven como refugiados y solicitantes de asilo en los países vecinos. Alrededor de 400 personas regresan mensualmente a Ruanda y reciben una ración de 3 meses de alimentos del PMA.

8.  La expectativa de vida en Ruanda corresponde a 64,1 años y los hogares encabezados por mujeres o huérfanos representan el 36% de la población.

9.  La transformación agrícola se ha identificado como pilar fundamental para alcanzar el desarrollo económico y la seguridad alimentaria en Ruanda. El país planea incrementar el ingreso per cápita de $644 a $1.240 dólares para el año 2020.

10.  Ruanda fue el primer país en firmar el Programa de Desarrollo Integral de la Agricultura en África (CAADP, por sus siglas en inglés) para asegurar la financiación, garantizando que la desnutrición y la seguridad alimentaria corresponden a prioridades principales del Gobierno.